Yeren: El Pie Grande de China

El Yeren, cuya traducción sería hombre salvaje, y que también es conocido como Yiren o Yeh Ren es una más de las variantes del Yeti, Big Foot americano y demás criaturas criptozoológicas que supuestamente habitan nuestro planeta, y especialmente nuestros bosques, montañas y todo aquel lugar cerrado e inaccesible para la mayoría de las personas.

En este caso, el Yeren se localiza en China, concretamente en una región montañosa en la provincia de Hubei. Como siempre que se habla de estas supuestas criaturas, en esta ocasión el Yeren también es un ser de aspecto simiesco, de aspecto parecido al Big Foot.

Los seguidores de las teorías criptozoológicas creen que este ser puede ser una especie de primate prehistórico, cuyas poblaciones han sobrevivido gracias a estar localizadas en una zona aislada. Así, y según vemos en la Wikipedia, algunos científicos creen que puede pertenecer a un grupo de primates ya extintos, concretamente a los Gigantopithecus, mientras que otros creen que el Yeren puede ser un orangután o un pariente prehistórico de estos.

En este caso, científicos estadounidenses que han visitado la provincia de Hubei y también la provincia de Shennogjia creen haber obtenido pruebas de la existencia del Yeren, concretamente moldes con unas huellas que no son humanas ni de ningún animal conocido, muestras de pelo y testimonios de personas que viven en la zona.

Prácticamente todos los casos de estas supuestas criaturas criptozoológicas son iguales. Hay testimonios de montañeros y de gente local, científicos que hacen expediciones para obtener pruebas, huellas, pelos, etc., pero nunca se llega a ningún resultado.

Es difícil pensar que los cientos de testimonios que se han obtenido sean falsos, y que científicos de renombre se dediquen a estas criaturas si supiesen que su existencia es falsa, pero también es cierto que parece muy difícil que nunca se haya localizado a ninguna de estas criaturas.

Mientras no se encuentres pruebas, esta criatura seguirá siendo parte del misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *