¿Una madre que amamanta puede quedar embarazada?

El mejor alimento que puede recibir un bebé durante los primeros meses de vida es la leche materna. La misma le aporta todos los requerimientos que este nuevo ser necesita para crecer y desarrollarse.

Normalmente se cree que la lactancia materna actúa como un método anticonceptivo natural, tiene más de mito que de realidad.

La alimentación del bebé produce en la mujer unas sustancias que actúan como anticonceptivas, es decir, impiden que la mujer quede embarazada en el momento posterior al nacimiento de su recién nacido. Es un mecanismo que tiene el cuerpo para darle un tiempo de recuperación del embarazo que recién acaba de suceder. Hay que tener en cuenta que un embarazo trae grandes modificaciones en el organismo de la madre.

Pero para que estas sustancias anticonceptivas se produzcan, es necesario que la madre produzca una buena cantidad de leche para brindarle a su hijo. En estas madres podrán estar protegidas por el efecto anticonceptivo sólo durante un par de meses, ya que luego el efecto va disminuyendo de forma importante. La efectividad del método es baja, lo que produce que muchas madres han vuelto a quedar embarazadas cuando estaban en el periodo de amamantamiento.

Para reforzar esta situación, en aquellas madres que por algún motivo no pueden amamantar este efecto protector natural para evitar quedar embarazada no aparecerá.

Cómo el acto de amamantar es un anticonceptivo eficaz sólo en unas pocas madres, se considera más un mito que una realidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *