Un eclipse puede dañar al feto en gestación

Muchas veces escuche decir a la mamá de una vecina, (una señora ya mayor  que murió hace ya varios años) “si, me hubiera hecho caso nada de esto hubiera pasado”. Resulta que nuestra vecina de ese entonces había estado embarazada cuando había sido el eclipse total de sol de 1991. Contaba su mamá “yo le decía que tenía que protegerse, colocarse unas tijeras, un seguro o unos alfileres en la ropa y no salir así, estando embarazada, que los eclipses eran malos para los bebés, que por eso los niños salían con deformidades en la boca (labio leporino) o con algún mal, cuando se lo dije ella se rio, me dijo que cómo podía creer en esas cosas y no me hizo caso y ahora la que está pagando todo es su hija, pobre niña esta siempre malita”, la señora solía contar esta historia cada vez que había reuniones en su casa.

En efecto, la hija de mi vecina nació con una deficiencia en los riñones lo que la mantuvo enferma durante años, estuvo bajo distintos tratamientos, e incluso fue sometida a un trasplante, hasta que murió.  No  podemos asegurar que haya sido cuestión del eclipse o quizá una casualidad trágica de la vida que llevaron a la pobre vecina a escuchar la recriminación de su madre, siendo que la enfermedad que aquejaba a la niña se debiera a distintos motivos.

Quizás esto se debió a que muchas personas en algunas regiones creen en los mitos de este tipo, algunos dicen que usar un listón rojo en el vientre o un moño rojo, o como creía esta señora algo metálico: tejieras, agujas, llaves, alfileres, servirían para contrarrestar las energías a las que te expones durante un eclipse, ya que según ellas si no previenes con esto,  el bebé pudiera tener alguna deformidad, labio leporino, retardo mental,  manchas o alguna otra enfermedad, pero  dichos mitos no son científicamente comprobables.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *