El Por qué de los Huevos de Pascua

Categorías : Tradiciones
Por:

Siempre me pregunté esto. Sin embargo nunca indagué al respecto, quizás porque es una tradición que se ve muy bonita y divertida y con eso es suficiente, o porque no es una tradición que se cumpla en mi casa o en mi país, y sólo la conocemos por la televisión o por cuentos infantiles.

Pero a raíz de que escribo para Cazamitos mi interés por estas tradiciones ha cambiado y ya no lo veo desde afuera, sino que más bien busco el origen. Es interesante ser Cazamitos por ello.

Para empezar, quienes pintaban huevos para hacer regalos eran los egipcios. Ellos con su encantador gusto, hacían obras de arte con los huevos y los regalaban como símbolo de fertilidad y continuidad de la vida.



Pero ¿Cómo llega eso a la costumbre de la Pascua? Pues en principio no tuvo nada que ver. Sucede que los cristianos, durante su época de recogimiento cuaresmal tenían prohibición en cuanto al consumo de huevos y productos lácteos (Hoy día la restricción se limita a los productos cárnicos, mientras se acepta consumir huevos y lácteos).

Durante esta larga abstinencia cuaresmal, los huevos eran reservados (Pues las aves nunca hicieron caso de la restricción), y al finalizar la cuaresma y la restricción, se celebraba compartiendo los huevos que se habían acumulado, o se intercambiaban como símbolo de hermandad.

Y aquí entran los egipcios. Alguien recordó su antiquísima tradición de pintar huevos, y decidió hacer más divertido el intercambio de los huevos copiando lo que estos hacían. Así comienza entre los cristianos la tradición de pintar los huevos para la pascua.

Luego en el siglo XVII, el Papa Alejandro VII quita la restricción del consumo de huevos y lácteos, pero la tradición de los coloridos Huevos de Pascua no cesó y más bien creció hasta lo que conocemos hoy, e incluso se empezaron a hacer los Huevos dulces y de chocolate. La creatividad se abrió paso… ¿Y el conejo de Pascua? Esa es otra historia…



Comentarios

Comentarios

Artículos relacionados
Tema Cazamitos por: Carlos de la Torre 2017.