Titanic 2000

Pues resulta que un gran ricachón australiano, llamado Clive Palmer hace poco dio una conferencia de prensa en Brisbane, en ella explicó que por sus fondos se pretende recrear una réplica completamente idéntica del “insumergible” barco, que ha sido mundialmente famoso por la película multi galardonada en todo el mundo; este pretende ser un ejemplar totalmente idéntico a su antecesor, con la pequeña diferencia que será otorgado de tecnología moderna, aparte de nuevos sistemas de navegación y por supuesto de altísima seguridad para que no le ocurra lo mismo que su abuelo.

Según el magnate Palmer, el nombre de esta embarcación será bautizado por “Titanic II”, y se pretende que sea un homenaje a todas las personas que crearon el barco ya hace un siglo, y a toda esa gente que falleció después del infortunado accidente que tuvo con el choque de un iceberg, y terminó en los mares del Atlántico Norte. Esto se realiza según palabras de Clive pues se hizo un trabajo perfecto que sigue asombrando al mundo a pesar de haber sido ya hace un siglo y cien años más tarde, se pretende que el espíritu de todo esto continúe por lo menos por un siglo más.

Por parte de este accionista se dice que se pretende que el diseño y tamaño se realice exactamente idéntico al origina, con sus casi 270 metros de eslora y sus 53 metros de altura; incluso en cuanto a lo exterior pretenderá ser idéntico, con sus cuatro chimeneas, aunque serán meramente estéticas; la pequeña gran diferencia que presentará este modelo es que la maquinaria en replica ahora consistirá de un motor dieselen lugar de uno de carbón, pero en todo lo demás conservará su estilo propio, idéntico al pensado ahce cien años, con sus 840 habitaciones de lujo, para poco más de 2200 personas en su interior, tendrá sus nueve cubiertas y los mismos lujos y comodidades como gimnasio y albercas a bordo, además de una gran biblioteca y un restaurante de alta perspectiva.

Incluso la compañía que actualmente creo Clive para la construcción de este monstruoso barco, tiene un nombre similar a la antigua constructora de su antecesor, la antigua llamándose White Star Line y la nueva es llamada Blue Star Line original. Con la diferencia que ahora será un astillero chino quien construya el nuevo glorioso barco, en vez de un astillero irlandés como el que construyó al ahora naufragado gigante de acero, lo único que no se dio a conocer, aunque se mencionó que no se conoce, es el monto que tendrá este proyecto.

Se dijo que el viaje inaugural se pretende realizar para finales del 2016 y su recorrido será nada menos que el mismo que realizaría y nunca concluyo su abuelo en el pasado de Inglaterra a Nueva York.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *