Tacos de suaperro

Tanto en China como en México se come o se ha comido carne de perro, quizás no es común en nuestros días o para nuestros ojos occidentales llegar  a creer que esto ocurra en actualidad
Desde los  tiempos prehispánicos el perro era un animal criado y engordado para tal fin,  su carne era un rico manjar, se dice que no estamos tan alejados de seguir consumiéndolos solo que esta vez sin darnos cuenta.
Una persona muy cercana a mí en una ocasión al asistir a un rastro a comprar carne le ofrecieron distintos precios de “carne”, te preguntan  si quieres para tu consumo o bien para vender ya que esta carne está dividida en lo que nosotros creíamos era un falso rumor. En muchas ciudades de nuestro país se han dado casos en donde los taqueros venden carne de origen distinto ya sea, perro, gato o burro en el mejor de los casos.
¿Alguna vez has comido tacos en algún puesto en la calle?, quizás como leyenda urbana te ha llegado el rumor que quizás estés comiendo carne de perro ya sea disfrazada como los famosos tarcos de “Suaperro” que son los que se venden en lugar de suadero, o bien los de barbacoa que el humor negro los bautiza como “perrocoa” o “gua gua coa” esto dicho para muchos citadinos nos  podría sacar una sonrisa de los labios pero más allá de estos deportes extremos que significan comer en la calle y que solemos hacer mofa de dichas leyendas urbanas, muy apegadas a la realidad  nos creamos mitos o referencias extrañas para asegurarnos a nosotros mismos que dicha carne y no pertenecen a un perro, como la que dice que es necesario fijarte que alrededor de dicho puesto en donde has decidido consumir ya sea tacos o barbacoa, cumpla con un requisito importante que existan varios perros alrededor porque se dice que “perro no come perro” .
Quizás más de uno sin quererlo ya se ha comido a más de un pobre perrito en taquito o en barbacoa, pero pues por si las moscas no estaría de más seguir dicha teoría, o bien la que dice que debes comer más de un taco, ya que así generas anticuerpos y no te harán daño los microbios que en el vayan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *