Supersticiones con flores


Las flores tienen desde siempre un vínculo especial con el amor y la fertilidad. Tienen que ver obviamente con la primavera, por lo que están presentes en muchos acontecimientos relevantes de nuestra vida: Nacimientos, Bautizos, enfermedad, recuperación, romances, bodas y sepelios.

Lo curioso es que cada mes del año tiene su flor de la suerte:

  • Enero: Clavel
  • Febrero: La Prímula
  • Marzo: El Junquillo
  • Abril: La Margarita
  • Mayo: El Lirio
  • Junio: La Rosa
  • Julio: La Azucena
  • Agosto: El Gladiolo
  • Septiembre: El Áster
  • Octubre: La Dalia
  • Noviembre: El Crisantemo
  • Diciembre: El Acebo

Por ello por ejemplo, en abril, que aun es primavera surge el acto de “Deshojar la margarita” por el ser amado.

Las flores además de encantos traen consigo creencias y supersticiones que tienen que ver muchas veces con sus colores y cantidad que se regale. En ese sentido, se dice que no se deben regalar ramos impares, por lo que en América se acostumbra regalar ramos de 12 y en algunos países de Europa como España se regalan ramos de 10. Pero hay sus excepciones como Francia,  donde la costumbre es regalar ramos de 13.

La combinación de rosas rojas con blancas es perjudicial para la casa donde esté el ramo, y posiblemente esta superstición se originó en Roma, donde se acostumbraba lanzar estas dos flores a las tumbas de los amantes.

A los enfermos es bueno darles flores rojas, pues se relacionan con la sangre y la vida, por lo que el enfermo obtendrá fuerzas para recuperarse pronto. Pero flores en general y no rosas, que más bien simbolizan pasión por quien las recibe.

Además, estas flores recibidas en el hospital, por bellas que estén no se deben llevar a casa porque se dice que el enfermo entonces tendrá una recaída.

Si se quiere conquistar a alguien, lo ideal son las rosas rosadas o rojas que son más apasionadas, pero las amarillas son un indicativo directo y conciso de “Seamos amigos no más”. Por último soñar con flores también tiene sus cosas:

Si estas son amarillas, advertencia de desgracias; si son rojas, lo que nos preocupa se solucionará. Pero si en el sueño las flores nos las regalan, entonces significa lo mismo que estando despiertos: Que quien las regala nos quiere mucho.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *