sonido fantasma en la noche

Éste relato tuvo lugar  hace casi diez años, cuando un grupo de mexicanos se encontraba viviendo en Paris por que se habían ido becados como asistentes de español, éste relato lo he escuchado un par de ocasiones ya sea por mi hermana o algunos de sus amigos que formaron parte de esta experiencia de lo más extraña.

Así que lo pondré en primera persona casi integro como me lo conto:

Un sábado por la mañana, como era costumbre para nosotros los asistentes recién llegados a París, emprendimos un recorrido por la ciudad….

Y ya de Noche y muy cansados Nos fuimos todos a quedar al estudio de una asistente mexicana, el estudio era muy pequeño, en realidad era un pieza en donde había una cama individual, una mesa o escritorio, un armario y un sillón para una sola persona

Ahí nos quedaríamos todos, que éramos al rededor de unos 12, pero antes de irnos a dormir, nos pusimos a cantar, a contar chistes y luego Eric salió con su fabulosa idea de “adivina la película”, y de ahí derivó en que él empezó a contar la película esa de “Hasta el viento tiene miedo”…. que creo que es en un internado, y empezó a asustarnos, dijo que había un jardín enorme, y que habían árboles que se movían con el viento, y que qué tal si en la ventana del estudio se asomaba un muerto como en la película…. y es que el estudio estaba en un edificio de estudios y departamentos dentro del mismo liceo a todos nos comenzó a dar sueño, así que decidimos mejor dormirnos, justo cuando ya todos estábamos acomodaditos en donde se pudo…. y con la luz apagada, se escuchó la respiración fuerte, como si tuvieran un micrófono, entonces…. alguien dijo… ¡ya dejen de estar de payasos eh!

La respiración se calló….

 

Todos contestaron que nadie había sido…

Y nuevamente en silencio y de nuevo la respiración agitada y con un volumen más fuerte de lo normal….

Claramente escuchamos que estaba justo en el sillón, y alguien preguntó quién está durmiendo en el sillón…. y pues nadie… entonces Marco, un asistente que estaba acostado junto al sillón, se pasó a levantar como de rayo…. y prendió la luz… y nos dimos cuenta que el sillón estaba ocupado por bolsas, mochilas, chamarras y suéteres…. pero no había nada… y entonces él (Marco), con mucho miedo ya pidió que dejaran de hacerse los chistosos, que él había oído claramente la respiración en el sillón…

Entonces volvimos a apagar la luz y nuevamente la respiración se oyó, así que Marco como bala se levantó, prendió la luz, puso música en una grabadora y dijo que ahora por la tontería de alguien  nos dormiríamos con la luz y la grabadora prendidas….

Todos nos asustamos, nadie dijo nada y todos intentamos dormir pero en realidad solo dormitamos….

La respiración afortunadamente no  la volvimos a escuchar…pero muchas otras ocasiones la asistente que vivía ahí le ocurrieron sucesos extraños de este tipo, así que si no había quien se fuera a quedar con ella, prefería mudarse a dormir a la casa de otros asistentes cercanos….

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *