Segundo aniversario de Cazamitos.com

Hace más de dos años mientras platicábamos tomando un café en el  Starbucks  de Miramontes comentando un proyecto que teníamos en mente una página/programa de tv que fuera una fusión entre  Jackass y Mythbusters, a  Carlos y a un servidor,  se nos antojó  algo de comer,  cuando nos acercamos a ver el mostrador y los precios de las galletas, le comenté a Carlos que nos hubiera salido más barato haber ido al Oxxo  por un café de maquinita y unas barritas, después de la mirada asesina del cajero del Starbucks (que cuando te pareces a la MOLE de los 4 fantasticos, realmente esas miradas te dan más risa que miedo) Carlos me comentó que por lo menos no nos salió tan caro como la galleta que le cobraron al dueño de Gandhi, ¿Cuál galleta?  Pues la del mail, la de 250 dólares.

Eso es un mito Carlillos, como crees,  es como el de la jeringa con sida en el cine, o como el de  la chava que te deja en el espejo del baño pintado con lápiz labial, bienvenido al mundo del sida, o la que te vas de pedo, conoces a una chava, van a un cinco letras y amaneces en la tina sin hígado, y suturado.

Sabes que estaría bien, que alguien se diera a la tarea de desmitificar todas esas leyendas urbanas que me dices o darlas a conocer, es más voy a hacer un blog donde nos vamos a dedicar a hacer eso, vas a ver, en unos años  vamos  a ser referente para todos aquellos que navegan en la red, buscando mitos, buscando entretenerse, y que no pueden estar jugando online, porque están en la oficina, o de plano su pecera (PC) no los corre.

Pues ahí me dices y si quieres te hecho la mano.

Paso el tiempo y el que iba a ser blog se convirtió en un portal, el primer mito confirmado (si mal no recuerdo) fue precisamente una fusión entre Jackass y Mythbusters, cuando Carlos se dio  a la tarea de demostrar si era cierto que la planta “Diffembachia Camila”, era la usada por indígenas del amazonas para envenenar sus flechas al probar un pedazo de tallo, afortunadamente para él y para este portal, la planta no fue mortal, y solo sufrió un poco de dolor (o como él lo diría dolor insoportable) en boca y garganta risa incontenible y babeo constante (que  yo digo que si hay que ser medio baboso para masticar una planta que dicen que es venenosa)  y por cierto ese fue el fin de la fabulosa idea del Jackbuster o el Mythass.

El segundo post, fue mucho más tranquilo y mucho más amable para la salud de los involucrados  (ese fue mío) donde me di a la tarea de desmentir el mito de las galletas de 250 dólares  (que de hecho era la receta lo que supuestamente  te cobraban en 250 dólares), las galletas de Neiman Marcus que le cobraban injustificadamente al director de Librerías Gandhi y que en venganza mando la receta por mail a millones de contactos (mito desmentido, primero porque en ese entonces el director de Gandhi era Mauricio Achar, y no quien decía el mail, y en segunda por la misma tienda departamental Neiman Marcus).

Así siguieron los mitos, desmentidos, confirmados y narrados, empezamos dos, y al equipo se fue uniendo muchísima gente, el portal creció al punto googlear  cazamitos y ser el primer resultado que aparece; (el segundo es el perfil de facebook) el lugar se presta para que se cuenten historias sobrenaturales, (que por cierto sigo esperando el final de la historia del payaso) historias de extraterrestres o de seres míticos que poblan la tierra de ángeles y demonios, de medicina alternativa, de metafísica, de religión, de comida, tradiciones y un largo etcétera.

Aun falta camino por recorrer, pero la visión de que en un momento el portal de cazamitos se convierta en el referente en torno a las leyendas urbanas cada vez se ve más claro, en estos dos años de existencia solo queda decir FELICIDADES, y que sean muchos años más.

Comentarios

  1. Por cortes

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *