Saci, el genio Brasileño

El Saci es una criatura de origen brasilero y raza negra que sólo posee una extremidad para poder andar. Además, cuenta con hoyos en sus manos, es fumador de pipa y utiliza un sombrero rojo para poder hacer sus apariciones y desvanecerse en el momento que quiera.
Es un ser al que le gusta jugar bromas pesadas y es considerado como peligroso por muchas otras personas. Aún así, tiene el don de cumplir deseos al que logre dar con él o a quien le sustraiga su gorra.
Podría ocasionar serios daños si quisiera, pero disfruta más molestando a sus víctimas. Esconde los juguetes a los más pequeños, desorienta y pierde a los animales ajenos, hace enfurecer a las mascotas y lanza hechizos sobre las gallinas para que no puedan poner huevos. También, otras bromas más cotidianas se dan dentro de las cocinas de los hogares, en donde vuelca a propósito el frasco de la sal, hecha a perder la leche y llena todo de insectos, como moscas, entre muchas otras cuestiones.

Puede convertirse en un ejemplar del ave Matitaperê para huir de quienes lo estén buscando. Además, si uno quiere protegerse de esta criatura fantástica, puede hacerlo metiéndose en un río o en cualquier fuente de agua, ya que esta purificadora sustancia puede acabar con sus poderes. Otro mecanismo sumamente efectivo, es arrojar al suelo una soga con varios nudos, porque el Saci no podrá resistir el querer desatarlos, siendo esto muy similar a los mitos relacionados con vampiros. Un dato interesante es se trata de un sujeto sobornable, puesto que te deja tranquilo si le regalas un poco de buen tabaco.
Es muy hábil en la práctica del malabarismo, pues puede hacerlo de manera excelente pese a los agujeros de sus palmas.
Suele crear remolinos cuando comienza a girar y si algún valiente tira un rosario bendecido dentro, logrará detenerlo y agarrarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *