Ruda, para los comerciantes…

En muchas ocasiones fui al mercado a comprar hortalizas y vi comerciantes con una ramita en la oreja. Llegué a pensar que era un símbolo para identificar a los comerciantes cuyo producto son los vegetales. Pero un buen día noté que comerciantes de otros rubros también portaban esa ramita así que pregunté. La respuesta fue siempre la misma: “Es ruda, para ayudar y proteger al comerciante”.

Pero no sólo protege al comerciante. La planta, que se da como arbustos de hasta de 100 cm de altura de forma silvestre, es conocida desde la antigüedad como “Protectora de las malas energías y espíritus malignos”. Contiene en sus hojas aceites esenciales muy aromáticos con propiedades medicinales por lo que se le usa en baños e infusiones en dosis adecuadas, pues el exceso puede ser nocivo.

Tiene la capacidad de mitigar los estados de nervios y ansiedad, así como de detener las hemorragias. Sin embargo se debe evitar el consumo en embarazadas o con sospecha de embarazo pues una de las características más relevantes desde la antigüedad es su poder abortivo.

Tampoco es recomendada para quienes sufren afecciones renales, y si se usa en exceso pude acarrear diarreas, vómitos y foto sensibilidad en la piel.

Una de las formas inofensivas de usar esta plantita mágica es quemándola en montoncitos para (Espantar las energías invisibles negativas en primer lugar) aromatizar el lugar y alejar insectos, y se dice que esta planta tiene el efecto del perdón y la reconciliación en las personas.

Con todo ello, me parece una planta de dos facetas: Muy buena para algunas cosas, pero hasta peligrosa si se le usa incorrectamente. No me atrevería ahora a probar una infusión de ruda, en todo caso prefiero quemarla para espantar a los mosquitos, y en definitiva creo que el mejor uso es el que le dan los comerciantes: El simbólico. Una ramita tras la oreja que representa protección, a fin de cuentas, si crees que algo tiene cualidad o poder… Entonces lo tiene.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *