Ronald Van SoIt y la caza de tesoros

En Venezuela, así como en muchos países latinos, se tiene la creencia de que en tiempos de la colonia mucha gente pudiente enterraba cosas muy preciadas, incluso monedas de oro, como una especie de ofrenda a los santos para tener y mantener riquezas y prosperidad en sus familias.

Así comenzó mucha gente, no tan pudiente, a buscar estos tesoros ocultos. Incluso hoy día se ha conseguido entierros de este tipo, al hacer levantamientos de terrenos para la construcción de edificios.

Basado en ello, y con la crisis económica, comenzó un auge, al menos en Venezuela, de buscar estos tesoros de manera sistemática, sin importar incluso toda la creencia que se tiene sobre los conjuros que puedan tener consigo.

En este sentido, el ingeniero venezolano Ronald Van SoIt, gerente técnico de “Busindustrial” se ha dedicado a la búsqueda de metales, o más bien, ha implementado esta práctica tecnológica a la búsqueda de estos tesoros coloniales.

Esta práctica se utilizaba en principio para la detección de explosivos. Luego ha ido evolucionando y los aparatos que se desarrollan son cada vez más especializados, inclusive son aptos para “Discriminar” metales. Así en lugar de conseguir latas de refresco, se puede adaptar el aparato a detectar específicamente oro, por ejemplo.

Claro que no es “Soplar y hacer botella”. Conseguir los tesoros coloniales es una labor que merece respeto. Hay que indagar en la historia, revisar escritos antiguos, el árbol genealógico de familias que creen pudieron tener ancestros pudientes. Conseguir la ubicación de sus antiguas casas, y si ya no existen es necesario conseguir permisologías y demás.

Es todo un trabajo de dedicación y vocación… O quizás de ambición?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *