¿Mujeres desesperadas por conseguir novio? ¿Y qué hay de los hombres?, que tan desesperado puede estar un hombre por conseguir pareja,  yo sé de más de uno que así le pasa, pero la sociedad señala más a las mujeres que a los hombres y es posible que esto se de origen de mitos y ritos extraños para que su situación de soltera o “solterona” cambie ,se les aconseja encomendarse a San Antonio de Padua, el cual está relacionado en muchas partes del mundo  con la creencia de que ayuda a conseguir pareja u objetos perdidos.
El rito consiste en colocar al santo de cabeza y dejarle así hasta que le haya conseguido novio, se hacen una  novena (se le reza una oración a dicho santo durante nueve días) y se supone que al término se le concederá el favor pedido.
La oración para la novena dice:
Oh Dios, distribuidor de los dones celestiales, que concediste al bienaventurado San Antonio de Padua fervorosa y arrebatadora elocuencia, nacida por aquel su amor a las Sagradas Escrituras que lo hacían no sólo hábil para argumentar, sino también eficaz a la hora de persuadir, ya que sabía dar así mismo testimonio con su conducta; infunde también en mi vida la bondad y la dulzura, la sencillez y pureza en mis costumbres, con la práctica de todas las virtudes cristianas para que arrepentido y dolorido de todas mis faltas siga fielmente los principios de la vida cristiana y pueda dar también testimonio con mi vida del mensaje de Jesús.
La cuál es la oración preparatoria al inicio de todos los días y posteriormente se llevan a cabo distintas reflexiones, meditación es y una oración de acuerdo al día. Se dice que es necesario visitarle en la iglesia el día 13 de junio cuando se celebra a dicho santo o cada día trece de mes, aun que es común que las mujeres sean las que vayan a visitarle hay quien dice que también es visitado por hombres buscando la misma finalidad.
Hay un lugar llamado “El rincón de las Solteronas” el cual se localizada en Morelia  Michoacán el cual es muy visitado con la esperanza de conseguir novio o marido, los visitantes  provienen de distintos estados y varios países de centro y Sudamérica el rito consiste en llevar trece monedas  (es necesario juntar trece monedas las cuales tienen que ser regaladas por personas que no conoces) y ofrecerlas a una de las figuras de San Antonio colocadas “de cabeza” se darán trece vueltas a una fuente colocada a en el centro del rincón enciende una vela y se reza una oración que dice:
“¡Oh! glorioso San Antonio, santo de mujeres, no te estés haciendo pato y consígueme un marido aunque te tardes un rato. Mira que ya no resisto este loco afán de amar, atiende San Antonio mis ruegos que no me quiero quedar.
“No te pido un guapo mozo, ni lo quiero con dinero. Sea un feo o andrajoso o hasta un simple ranchero. Tampoco quiero exigirte un flamante diputado, sino un humano cualquiera, sea solo, viudo o divorciado.
“No me importa que esté picado, que sea cojo o esté ciego, pues si tú así me lo das yo lo acepto desde luego. Escúchame Toño mío, óyeme santo glorioso, consígueme un baboso que se atreva a ser mi esposo.
“Mira que si no lo haces y conmigo eres ingrato, por Dios que te ha de pesar pues de cabeza te has de quedar. Pero no, ¿verdad que hoy sí escuchas mis rezos? Bueno señor San Antonio, santo de mi devoción en ti tan sólo confío y échame tu bendición”.
Aunque esta oración es de lo más absurda, por los tintes de humor pareciera difícil de creer que esto funcionará, pero hay quien afirma que después de su visita y posterior a dicho  rito ha logrado conseguir el amor de su vida y que algunos casos  han llegado hasta el altar.