Últimamente hay un tema que me ha llamado la atención, y es la adoración a San Cipriano, el santo patrono de los magos el cual se asegura que escribió un libro de magia simplemente llamado “Libro de San Cipriano”, “Tesoro del Hechicero” o “Ciprianillo” que brinda entre otras cosas, una protección poderosa contra los demonios, espíritus malignos y hechizos.

San Cipriano antes de convertirse en un obispo, fue un mago bastante poderoso que reunió una cantidad considerable de conocimiento esotérico que contenía un sinnúmero de hechizos y rituales de todo tipo, donde destacaban varios hechizos de amor, toda esa invaluable información la plasmó en diversos libros que presuntamente quemó después de su conversión al cristianismo, aunque existen diversas fuentes que aseguran que varias copias sobrevivieron y fueron traducidas del griego (su idioma original) al Latín, Español y Árabe, por mencionar algunos.

Hoy en día circulan varias oraciones que funcionan como hechizos de amor evocando el nombre de San Cipriano, donde obligan a las personas a realizarlo en forma de cadena, enviándola a varias personas, este paso en realidad no es necesario de acuerdo a la tradición real, e incluso es de mal gusto realizarlo y no intensifica el poder del hechizo.

Para los curiosos, les presento la oración a San Cipriano que una colaboradora nos hizo el favor de mandar, recomendamos ser cautos en este tipo de cuestiones, sobre todo si no se tiene conocimiento esotérico profundo para realizarlo y obviamente, no aseguramos ningún tipo de éxito en el mismo y es responsabilidad del que lo ejecuta:

Por los poderes de San Cipriano y de las 3 almas que vigilan:

San Cipriano_______ vendrá ahora detrás de mi_______, va venir arrastrándose y enamorado, lleno de amor, de deseo para volver y pedirme perdón por mentir y para pedirme en noviazgo y más tarde en boda lo más rápido posible. San Cipriano tendré ese poder, que el olvide y deje de una vez cualquier mujer que pueda estar en su cabeza y vuelva a asumirme y declararse para que todos vean.

San Cipriano aleje de______ cualquier mujer, que él me busque en todo momento hoy y ahora, deseando estar a mi lado, que tenga la certeza que soy la mujer perfecta para él. Que_______ no pueda vivir sin mí y que________ siempre tenga mi imagen en su pensamiento en todos los momentos. Ahora donde este, con quien este, el me buscara por que el pensamiento de él está en mi. Y al acostar que sueñe conmigo y al depertar que piense en mí y me desee, al comer piense en mí, al pisar que piense en mí, en todos los momentos de su vida piense en mí. Que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor, que _______ quiera abrazarme, besarme, cuidarme, protegerme, amarme las 24 horas de todos los días haciendo así, que él me ame más y que sienta placer solo por oír mi voz.

San Cipriano haga a________ sentir por mí un deseo fuera del normal, como nunca sintió por otra persona y nunca sentirá, que haya placer solo conmigo, que haya deseo solamente por mi y que su cuerpo solo a mi me pertenezca que solo tenga paz si está bien conmigo. Te agradezco a ti San Cipriano por estar trabajando a mi favor y voy a divulgar tu nombre en pago de amansar a_____ y traerlo enamorado, cariñoso, devotado, dedicado, fiel y lleno de deseo a mis brazos.