Reductores de Cabezas del Amazonas

Recuerdo haber visto algún libro los reductores de cabezas del Amazonas en mi infancia, y más que sentir  terror me causaba curiosidad ¿cómo era posible reducir la cabeza de alguien a un tamaño tan pequeño?, imaginaba que era cuestión de  magia o solo historias.

Pero más allá de la simple fantasía estas cabezas han sido reducidas siguiendo un proceso  que es parte de las creencias de los Jibaros, los Shuar que son indígenas  del Amazonas ecuatoriano  temidos y conocidos por la capacidad que tienen de reducir las cabezas de sus enemigos.

Pero esto no es solo cuestión de ser parte de un trofeo que de fe de sus victorias, sino  tiene como fin que el espíritu del enemigo (el muisac) regrese a vengar su muerte, por lo que es necesario seguir un ritual que estará a cargo de quien dio termino a su vida, se pretende que el espíritu se encierre en  su cabeza y se quede en la oscuridad impidiendo que vuelva.

Este proceso dura varios días, en donde se llevarán a cabo distintas etapas para lograr reducir la cabeza del enemigo (tsantsa), los cuales van acompañados  de ceremonias mágicas de rezos y cantos.

Separan  la cabeza del cuerpo, posterior a ello le quitan todos los huesos del cráneo, partes blandas, cerebros y ojos (los cuales se lanzaran a los ríos a las anacondas que ellos consideran animales sagrados), la piel de la cabeza la hierven  junto con un jugo de liana y otras hojas (eso “es lo que dicen” no tenemos la certeza)  con esto se evitará que se caiga el cabello, dejan que hierva minutos porque de lo contrario sería difícil impedir que se pudra, reducido a la mitad del tamaño del original se saca, la dejan secar, le quitan  los restos de cualquier tipo de carne para evitar  el mal olor ó la putrefacción.

El siguiente paso que realizan es  coser el corte de la nunca, los ojos y la boca de manera que quede como una bolsa en la que le echaran  arena caliente lo que permitirá darle forma a los rasgos y la dejan cerca del fuego para que termine de secar, una vez seca la cabeza se vacía  y es teñida de negro, se le hace un agujero en la parte superior para colocarle un cordón y poderla colgar o bien se coloca un palo.

Ellos creen que al coser los ojos y teñir la cabeza de negro evitaran que el espíritu del enemigo regrese a vengarse y de este modo se mantiene presa en la oscuridad. Cual ha de ser el miedo que les provoque  el hecho de esta última posibilidad que los lleve a seguir este proceso grotesco y fuera de toda lógica humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *