Quetzalcoátl y Tezcatlipoca

Uno de los dioses más antiguos en Mesoamérica es Quetzalcóatl, también conocido como “la serpiente emplumada”, fue considerado por varias culturas como la Chichimeca y los Toltecas como un dios secundario, así como los mayas, los cuales lo llamaban “Kukulcán”.

Los aztecas fueron los primeros en considerarlo como su dios principal junto a su gemelo Tezcatlipoca, aún al día de hoy continúan los debates para definir cuál de los dos tendría mayor importancia para la cultura mexica.

Lo más sensato sería asumir que los Aztecas consideraban a ambos igual de importantes, como una dualidad, mientras uno era el creador el otro era el destructor, cuando Quetzalcóatl es fecundidad y Tezcatlipoca muerte.

Tezcatlipoca es considerado como el señor de las batallas y el que decide la vida o la muerte, pero también es fuente de todo poder y felicidad, además de ser quien juzgaba a qué tipo de pruebas debían de enfrentar los muertos para ser dignos de ingresar al reino de los muertos, conocido como Mictlan.

Quetzalcóatl es el creador del mundo según los Aztecas y Tezcatlipoca su destructor, curiosamente, la leyenda cuenta que el mundo ya ha sido destruido, pero con el transcurso del tiempo, pudo regenerarse para convertirse en el mundo que conocemos hoy en día.

Otra vertiente señala que para crear el mundo, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca lo hicieron en conjunto, para su labor tuvieron que sacrificar al monstruo Cipactli, para esto, Tezcatlipoca sacrificó su pie, ofreciéndolo como anzuelo para atraer a la bestia, ya sacrificado Cipactli, procedieron a la creación del mundo sobre sus restos.

Quetzalcóatl fue descrito por los Aztecas como un hombre de piel blanca y barba larga, es por eso que los Mexicas lo confundieron con Hernán Cortés, cuando descubrieron su error, ya era demasiado tarde.

Comentarios

  1. Por Benjamin

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *