¿Qué es el Halloween?

Me sorprende cómo hoy día, una tradición tan propia de algunos países específicos, como lo es el Halloween, se ha extendido tanto y se ha popularizado, convirtiéndose en toda una maquinaria de comercio. Desde los meses de julio y agosto se comienza a hacer pedidos de disfraces y artimañas alusivas al evento: Escobas, guirnaldas, calabazas, tela de araña artificial. La producción es estupenda al respecto, así como contagiosa.

Lo gracioso es que la mayoría de las personas participantes de tal “Fiesta” no tienen idea de su origen ni mucho menos de su real significado. “Noche de brujas” dicen, y sacan a relucir su lado oscuro con los maquillajes más elaborados y los atuendos más originales. Y en el caso de muchos países latinos es tomado como el segundo “Carnaval”, igual de divertido y ameno.

En realidad el “Halloween” es más que eso. Comenzando por su significado, “All hallow’s eve“, proviene del inglés antiguo, y significa “Víspera de todos los santos“, es decir la noche del 31 de octubre. Esto por una parte. Luego quiénes iniciaron la tradición: Los Celtas, druidas, sacerdotes (Paganos) y adoradores de los arboles, que en la antigüedad ocupaban parte de Europa y parte de Asia. Ellos creían que el alma era inmortal, y que los 31 de octubre en la noche podían volver al plano físico a pedir comida en las casas en que habían vivido.

El sentido de esta tradición era netamente religioso. Sin embargo el tiempo la ha tergiversado, convirtiéndolo en una noche de terror, de brujas y fantasmas. ¿Y estos agregados? Los agregados de brujas, duendes y de más, son atribuidos a los irlandeses, quienes introdujeron la tradición en Norte América, donde terminó haciéndose parte del folclore y propagándose por todo el mundo de manera más comercial, tal como lo conocemos ahora.

Aunque en el Halloween de hoy se han conjugado muchas otras tradiciones, a la final es responsabilidad de cada quien celebrarlo o no, o sólo disfrutarlo comercialmente como un día más para dejar salir al niño interior con disfraces y juegos o cuentos de terror. Pero hay quienes dicen que consciente o inconscientemente, ser partícipe del Halloween activa las energías del más allá y hay que estar dispuestos a poder lidiar con ello una vez se pase la diversión.

En cuanto a Las calabazas, es sólo uno de los tantos agregados, pero eso es otra historia…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *