Origen del chupacabras

El chupacabras es un ser críptico legendario que ataca a animales de distintas especies que se encuentran en zonas rurales. El mito del chupacabras tuvo su origen en Puerto Rico en 1995 y desde ese momento se han reportado supuestos descubrimientos en otros lugares de América Latina y el mundo.

El nombre chupacabras data de que este ser solo le chupa la sangre a los animales de granjas, como las cabras, aunque también se ha comentado que lo ha hecho con vacas y caballos, pero cabe destacar que ninguna de estas historias han sido comprobadas.

El chupacabras ha hecho presencia en casi todos los países del mundo, como Rusia, México, Chile y Filipinas. Aunque todo empezó en Puerto Rico en marzo de 1995 cuando un pastor encontró en la mañana a 8 de sus ovejas muertas, con tres heridas parecidas a una mordedura en el pecho, en donde aparentemente fue succionada toda la sangre del cuerpo.

Unos meses más tarde, en un pueblo de Puerto Rico llamado Canóvanas, un testigo llamado Madelyne Tolentino comentó que vio a una criatura horripilante en el pueblo y que ésta había sido la causante de que 150 animales domésticos hayan muerto, todas con las mismas características, una mordedura en el pecho.

Según los espectadores comentan que tiene un aspecto reptil, en es espalda tiene espinas, es de un tamaño pequeño, ojos saltones y un color verdoso grisáceo.

El escritor y miembro del movimiento escéptico de EEUU, Benjamín Radford hizo una investigación de alrededor de 5 años para saber si el chupacabras realmente existía o no. Radford se dio cuenta de que las características que había descrito la puertorriqueña Madelyne Tolentino sobre la criatura, eran muy parecidas al personaje que aparece en una película de terror llamado Sil en Especies.

Y por ello, se perdió la veracidad en el testimonio. Además, en otra de sus investigaciones, se vio que a los animales muertos a causa del chupacabras no habían sido sometidas a una necropsia, por la cual no se puede confiar en tales afirmaciones

También, por pruebas de ADN a 12 cuerpos de animales identificados como Chupacabras, se identificó que estos eran animales de origen canino, como perros y coyotes que tenían un parasito llamado sarcoptes scabiei, que produce sarna sarcótica mediante los ácaros, esta enfermedad es muy común en los caninos y por lo cual la falta de pelaje hace que los testigos se confundan con el Chupacabras.

Allison Diesel, profesora de la universidad de Texas, corroboró esta versión diciendo que tal enfermedad puede ser muy espantosa a grado de que el animal puede parecer un monstruo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *