Origen de los Unicornios

Los unicornios son unos seres fantásticos conocidos por todos y muy representados tanto en dibujos, pinturas, libros, grabados o incluso en el cine, bajo la forma de un caballo con un cuerno en el centro de la cabeza.

Esta representación no siempre ha sido así, ya que en la Edad Media el unicornio se representaba como un ser con patas de antílope, barba de chivo, cuerno en la frente y cuerpo de caballo de color blanco. En época más modernas esta representación cambio, como mencionamos en el párrafo anterior.

A este animal fantástico se le atribuyen algunas capacidades sobrenaturales. Por ejemplo, se decía que un solo unicornio podía derrotar a un caballo y que con su cuerno se podía purificar aguas que estaban contaminadas.

No sé sabe a ciencia cierta cómo apareció la leyenda en Europa, pero hay varias versiones, aunque sin saber cual es la verdadera. Primero, se dice que el mito pudo llegar a tierras europeas en la edad antigua, cuando los griegos llegaron hasta la india y vieron a los rinocerontes, a los que llamaron caballo de río. Como sabemos, el rinoceronte tiene un cuerno en la cabeza, por lo que de ahí puede venir la leyenda del unicornio.

La segunda hipótesis dice que los culpables de la existencia del mito fueran los vikingos, que comerciaban con cuernos de narval en Europa. El narval es un animal marino que posee un enorme diente en forma de cuerno, algo que aprovecharían los vikingos para engañar a los europeos, diciendo que el diente del narval era un cuerno de unicornio, al cual se le atribuían propiedades mágicas.

La tercera y última hipótesis sugiere que el mito del unicornio podría tener un origen científico, ya que hace unos pocos años se han encontrado restos de antílope con una malformación genética, que hacía que sólo tuviese un cuerno en el centro de la cabeza. La anomalía se ha tenido que dar varias veces a lo largo de la historia, por lo que es probable que los hombres viesen a este animal y creyeran ver al unicornio.

Comentarios

  1. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *