Oopart. El martillo de Texas o de London

Este se trata de uno de los Ooparts más controvertidos de toda la historia y de todo el mundo, la edad de esta pieza data aproximadamente de millones de años, lo cual desafía la creencia sobre la aparición del planeta de las primeras civilizaciones humanas; aunque para los incrédulos este amartillo no se trata sino de un martillo con un par de años de antigüedad y solo es el engaño del personaje que lo encontró, un tal Carl Baugh.

Entre los años 1934 y1936 una pareja salió de excursionismo, estos se trataban del señor y la señora Max Hahn en ese viaje se dieron cuenta que de una roca sobresalía algo parecido a un palo de madera, esto muy cerca del pueblo de London en Texas, en la ribera de un arroyo; desafortunadamente esta pareja no volvió a dar testimonio de la roca donde se dice fue extraído este pedazo de roca pues no volvieron a encontrarlo; y se dice que al encontrarlo así simplemente se trata de una parte suelta de la roca y no una roca completa, es por esto que los científicos dudan de su veracidad.

Estas cosas de ser así no se tratan de nada nuevo y se han encontrado en ocasiones en asentamientos mineros en donde las cosas que caen y se mezclan con barro arcilloso que con el paso del tiempo la mezcla se solidifica y es por eso que pareciese que fuera realmente antiguo; es por esto que también en betas mineras se encuentran cosas tales como objetos pertenecientes a los mineros.

Este martillo apareció incrustado en el interior de una roca, y la madera contenida por el mismo se encontraba perfectamente petrificada y la cabeza de hierro fundida perfectamente con la roca, esto suponía que debía haberse construido miles de años e incluso millones de años, para poder fundirse con la misma piedra para terminar en el interior de la roca, así que esto hizo que los científicos no la tomaran muy en serio y se olvidara en el museo de Somerwell en Texas, y un análisis posterior dio a conocer que el interior del mango se encontraba carbonizado y que la cabeza del martillo había sido construido de un hiero de gran pureza solo alcanzado con la tecnología actual.

Esto contradice algunas de las teorías ya que la petrificación del mango podría concordar con la petrificación de alguno de los bosques de la región, esto ocurrido hace aproximadamente 140 millones de años, y la cabeza del mismo es prácticamente un 97 por ciento, de hierro puro y un dos por ciento de cloro y un uno por ciento de azufre; todo esto con un proceso de metalurgia propio del siglo XX

Esto no descarta la posibilidad de que el martillo sea un buen descubrimiento, no de 140 millones como se tiene considerado, pero sí de algunos siglos atrás lo cual también lo vuelven de un valor histórico importante; aunque la práctica ausencia de mineralización de la madera podría indicar que ésta es relativamente moderna.

Curiosamente,  Baugh lo interpretó como evidencia de “la metalurgia avanzada” de una cultura pre-diluviana, en lugar de una prueba más de que es un martillo relativamente moderno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *