Niño pan, El peregrino del pueblo

El Niño Pa, también conocido como Niño Pan(1), es una escultura realizada en madera de colorín, que data del siglo XVI y representa a Jesucristo en su infancia, es conocido por sus  milagros, no solo en la delegación Xochimilco sino en diferentes delegaciones, estados y hasta países.
Se cree que su veneración fue heredada por la persona que inicio su capellanía primero a un familiar y  poco a poco extendido a través  de personas que eran padrinos y mayordomos durante varias generaciones.
Lo más asombroso es la forma en que la gente se entrega de lleno a su cuidado, a sus festejos  los 365 días del año de menor o mayor forma según sea la fecha.
Salta a la vista el anticipo con el  que se tiene que pedir la imagen para poder tener acceso al cuidado de la imagen, pues para  el año 2004 tenia asegurada la veneración, cuidados y festejos hasta el 2040. Las casas de los padrinos se adecuan para que tenga una habitación solo para él, para sus juguetes, su ropa y sobretodo para recibir en todo momento a visitantes.
Del mismo modo, las personas que lo visitan son reflejo de la ferviente fe que le profesan, le llevan  veladoras, ramos de flores, ropa, juguetes y demás donativos en efectivo o en especie, para pedir un favor especial o en agradecimiento de un  favor recibido.
Este pequeño peregrino visita muchas casas, en algunos casos viaja a lugares distantes y para ello tiene un vehículo especial para su uso, alrededor de el siempre existe un cuerpo de seguridad que le resguarda, actualmente no se puede besar la imagen por la antigüedad de la misma.
Algunos de los padrinos que tuvieron el honor de tenerlo en su casa, aseguran que las mejillas del niño cambian de color  según el estado de su ánimo, y que algunas noches suele jugar con sus juguetes, y lo comprueban   el desgaste de sus zapatitos o los juguetes en lugares distintos.
1(La combinación de  niño en castellano, y pan (lugar en nahuatl): niño del lugar)/ Revista de difusión cultural, Xochimilco ayer y hoy / 02/ 2004

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *