Muñecos quitapenas

Recuerdo a verlos visto muchas veces y siempre me parecieron curiosos, eran como esas pequeñas escalas humanas que se usan en las maquetas, solo que éstos no son tan abstractos,  elaborados de cartón, vestidos con ropa hecha de tela e hilos y con el cabello con textura de lija (como arena pegada), tienen la cara dibujada  y sus medidas van  de uno a dos centímetros de altura.

En la Ciudad de México los vi en Coyoacán, iba con un amigo cuando dijo que le daban miedo (aunque a decir verdad yo creo que solo lo dijo en broma). Cuando los volví a ver  en Oaxaca, me sentí  tan tentada a cómprale unos de esos “muñequitos quitapenas”, pero no fue hasta que en una visita al Estado de Chiapas, en un mercadito de la frontera con Guatemala, decidí adquirirlos, venían en una simpática caja  de madera ovalada de color amarillo, y dentro de ella estaban  5 de estos personajes llenos de magia , además había una hojita en la que se dice que existe una leyenda indígena del Altiplano de Guatemala, en la que se menciona que si tienes un problema o preocupación, antes de irte a dormir debes contarle la preocupación a cada uno de los muñecos y posterior a ello colocarlas bajo la almohada,  así mientras duermes los muñecos se llevaran tus penas. Estos muñequitos eran usados principalmente para los niños cuando tenían miedo de las pesadillas por la noche.

En las instrucciones de uso, no especificaba si era solo para niños, únicamente decía que se usaban todos en conjunto, hay quien dice que se deben usar por separado y que una vez usados no se debe regresar a la caja con los otros porque le contará lo que le dijiste a los demás muñecos,  por lo que sugieren que una vez usados  se tienen que desechar.

Creo que será más fácil si experimento hablar con estos personajes de mis penas antes de dormir, que convencer a mi amigo de contarle sus penas a los muñequitos cuando le entregue la cajita. ¿Qué tan cierto puede ser que te  libere el alma de los pesares?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *