Mujer China resucita

Se acaba de dar la noticia que en una provincia China Li Xiufeng una mujer adulta de 95 años de edad fue encontrada por un vecino y amigo de la mujer llamado Chen Qingwang, tirada en su casa; parecía que había recibido un fuerte golpe al parecer por girar rápido y golpearse la cabeza contra el piso, lo cual la había matado de inmediato por la edad de la señora; su vecino checo sus signos vitales y desafortunadamente se dio cuenta que no contaba con ellos, así que llamó una ambulancia, la cual también la declaró muerta.

La mujer fue velada según la tradición China y fue colocada en u ataúd por 4 días como se acostumbra, para que todos los parientes y amigos lejanos puedan tener el tiempo para transportarse y dar su último adiós a aquel amigo; justo por la tarde del cuarto día una antes de que fuera enterrada, unos amigos lejanos fueron llevados a ver a la mujer en el ataúd, y cual fue su sorpresa que al llegar esta no se encontraba dentro de él; la familia se conmocionó de inmediato y pensaron que habían robado el cadáver de la anciana.

Sin embargo fue encontrada parada y con vida en la cocina intentando cocinar algo para comer pues tenía mucha hambre, como ella lo describe; la mujer estaba en una especie de catatonia, ella pensaba que estaba muerta pues no se podía mover, sin embargo escuchaba todo lo que pasaba a su alredor incluso escucho cuando los paramédicos la declararon muerta y como fue colocada en el ataúd.

Por parte de los médicos la escusa que dijeron es que la mujer había sufrido algo conocido como “muerte artificial” esto quiere decir como lo explican los especialistas, que la mujer no tenia aliento pero su cuerpo se mantiene caliente, y el cuerpo solo obtiene pequeñas dosis de oxigeno necesarias par mantenerse vivo, lo cual también llamó la atención a los familiares los cuales dijeron que les extrañaba que después de tanto tiempo en ese estado la mujer no presentara un estado de descomposición y el olor característico de un cuerpo humano descomponiéndose.

Así que la gente occidental le atribuye a las costumbres orientales el que la mujer siga con vida y no fuera enterrada viva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *