Monstruos verdaderos: el pez tigre.

En múltiples ocasiones hemos visto películas de monstruos que realmente nos dan terror, nos detenemos a pensar en ¿Qué haríamos si el monstruo de la película fuera real? Y afortunadamente reaccionamos pensando que es tan solo eso, un monstruo de película, pero qué pensarían si les dijera  que existen monstruos reales; este es el caso de un monstruosa animal que vive en el Congo.

Imaginen que un día de calor como cualquier otro salimos al río a refrescarnos, pero de repente vemos un temible animal de aproximadamente 80 kilos por debajo del agua y aproximándose a nosotros, podemos observar a lo lejos que este ejemplar tiene cara como de una piraña enojada y mide casi dos metros de largo, este es el cado del pez tigre;  estos peces tienen dos hileras de dientes parecidos a los de un cocodrilo, aparte de que su mandíbula está diseñada para que una vez que atrapa a su presa no la suelte hasta ser devorada, aparte se le considera un pez realmente agresivo; al grado de haberlos visto pelear con cocodrilos que pasan cerca de ellos o se cruzan en su camino.

Tiene una cola realmente destacada y musculosa lo cual nos indica que es un pez realmente rápido en el agua y si a todo esto le sumamos todo lo anterior, simplemente tenemos una combinación letal y un monstruo de la vida real.

No se tiene datos exactos de este ejemplar y se dice que viaja con algunos otros peces de su misma especie, aunque por su poco estudio no se sabe a ciencia cierta si es el comportamiento habitual de estos animales, algo que también hace único a este ejemplar es la dureza de sus escamas, como ya se menciono anteriormente es de los  animales más agresivos conocidos en la zona del Congo y aún no se conocen ataques de este pez a seres humanos; los residentes de las zonas en donde vive este ejemplar le llaman “pez monstruo” y ha sido catalogado por los biólogos dentro de la familia de los “Characiformes” a la cual también pertenecen las terribles pirañas, aunque el aspecto de este pez, hace ver a sus primas como si fueran las bellas de la familia.

Y si no lo creen solo vean la foto de este raro espécimen de la naturaleza y júzguenlo ustedes mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *