Mitos sobre la acidez estomacal

La acidez de estómago genera una gran molestia, ya que aparece varias veces al día y no nos deja concentrarnos en los que estamos haciendo. También puede producirnos a dolores de cabeza con menor rendimiento en nuestras tareas. Puedo generarnos un dolor moderado en el abdomen.

Hay varias recomendaciones caseras como forma de aliviar este problema. Una de ellas es consumir leche cada vez que tenemos acidez de estómago. En principio parecería que es logra un buen resultado, ya que la leche neutraliza el ácido del estómago. La acidez se produce porque el estómago secreta ácido clorhídrico para digerir los alimentos, cuando es demasiado ataca al propio estómago. Este ácido en exceso nos produce las sensaciones que sentimos.

La leche logra calmar la sensación de acidez, lo que lleva a que muchas personas se tomen un vaso de leche cada vez que tengan la molestia. Esto se ve influenciado ya que normalmente es un líquido que está frío lo que nos genera mayor alivio. Es un parche, ya que luego de varios minutos de neutralizado el ácido, al ingerir un alimento nuestro estómago producirá y liberará más ácido, volviéndonos a producir molestias.

Por este motivo, el consumir leche o algún otro producto lácteo alivia la acidez estomacal de forma muy provisoria, pero a la vez estimula para que aparezca al poco tiempo. Así que la recomendación de que la leche calma y cura la acidez estomacal es un mito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *