Musicoterapia

Categorías : Metafísica
Por:

Se han puesto a pensar alguna vez que las notas musicales, así como las risas o las lágrimas, pueden servir para drenar o para calmar nuestras emociones, convirtiéndose en algunos casos hasta en un elemento sanador?

La musicoterapia, estudiada de manera objetiva y como técnica terapéutica se ha utilizado desde hace muy poco, sin embargo la música forma parte de la historia de la humanidad, e incluso de su prehistoria. Hay culturas que aseguran que el sonido del universo es “OM” y suena en nota “La”, por lo que hacen este canto como un canto sagrado al momento de meditar o conectarse con el creador. Todas las culturas tienen cantos o melodías específicas: Para dormir a sus niños, para ir a la guerra, para orar, para trabajar, para la muerte y para enamorar. A qué se debe? Pues a que la música influye en todas las situaciones del hombre, y más allá de eso, influye en todos los seres vivos, demostrado en plantas y animales.



Se dice que fue en la segunda guerra mundial cuando un grupo de científicos encargados de los centros de salud notaron que la música interpretada por una violoncelista que visitaba a sus enfermos tenía efectos tan positivos en ellos, como devolverles la alegría de vivir, e incluso los más aficionados aceleraban milagrosamente su recuperación. De allí en adelante se ha usado la música como complemento terapéutico.

Los sonidos correctos pueden ciertamente inducirnos a estados de ánimo diversos: Alegría, nostalgia, impulsividad, enojo, tristeza, miedo; por lo que al saber esto lo ideal es que cuidemos lo que escuchamos, pues puede estar influyendo en nosotros de alguna manera. Así mismo, puede ser de gran utilidad para nuestra salud. No en vano recomiendan los médicos melodías instrumentales específicas para el momento de gestación de un bebé, o música de Kitaro para drenar emociones reprimidas, así como los publicistas utilizan jingles específicos para inducir al público al consumo, y los docentes utilizan el ritmo como estímulo integral para el aprendizaje en los niños.

“Cantar para no llorar”, “Quien canta su mal espanta”, “Quien canta ora dos veces” y “La Música es el lenguaje Universal” son refranes que provienen de la sabiduría ancestral y sólo reafirman que la música es un derecho de todos, y tomando conciencia de ello y viéndola como un “Asunto serio” podemos tener múltiples beneficios.

Digamos “OM” (En nota “La”).

 



Comentarios

Comentarios

Artículos relacionados
Tema Cazamitos por: Carlos de la Torre 2017.