En algunas de las farmacias se puede ver un sinfín de probadores de agua de colonia, cremas y  lociones, las cuales a decir verdad yo no intentaría usar. No es que demerite su calidad, sino más bien porque extrañamente no soy consumidora de esencias o perfumes, de hecho suelo evitar las zonas de perfumería de las plazas comerciales o el pasar cerca de las perfumerías, es extraña mi poca tolerancia a algunos perfumes u olores. Pero en alguna ocasión, debido al aniversario de la farmacia en donde adquirimos un medicamento, nos entregaron un pequeño obsequio que venía en una bolsa con publicidad y dentro había también una muestra gratis de la famosa  loción “siete Machos”, de esas que veo uno frecuentemente en algunas farmacias y que según había escuchado guardan relación con cosas de magia o para la suerte. Cuando vi la muestra me llamó la atención que  decía:

El tradicional aroma

de misterio y suerte

Para atraer el amor

Y la buena Vibra

En el hogar, negocio y viajes

Auténtico de Urania, ¡imitaciones no funcionan!

Venia una dirección de internet que por curiosidad viste, en ella decía que esta esencia era un producto mexicano que surgió en 1930, que está hecha a base de esencias de flores y de extractos naturales, cosechados por indígenas mexicanos, y que funge como un guía espiritual y emotivo elaborado de los cabellos de la madre tierra.

Además se hace referencia a la imagen que presenta la botella, de color negro, color que significa elegancia, seriedad y misticismo. La etiqueta enmarcada en dorado significa abundancia, el pebetero con lenguas de fuego simboliza la fe para lograr lo que te propongas, 7 machos cabríos (fuerza y perseverancia) y por un lado el 7 cabalístico  (de buena suerte) todo sobre el soporte de una línea roja que simboliza el amor. Este producto se vende en México y en algunos lugares de Estados Unidos y España. También en la página web hay un especio de testimoniales, pero que nunca abrió. Cuando buscas  por la red loción 7 machos aparece un buen de links relacionados a páginas esotéricas, o a recetas mágicas.

No sé qué tan ciertas sean las cualidades de la loción 7 machos, abrí la muestra que me obsequiaron y puedo decir que el olor me recuerda a una especie de vaselina que utilizaba mi abue para el cabello, pero no me dolió la cabeza como me sucede con algunos aromas muy maderosos  o muy dulces. Quizá intente usar un poco mañana para ver qué tanta fortuna, amor y buena vibra  atrae.