Métodos para mantenerse despierto

Categorías : Medicina
Por:

Hablaba anteriormente de los mitos sobre como combatir el insomnio, pero cuántas veces también hemos aplicado diversos métodos para combatir el sueño.  Aunque humanamente es necesario dormir para poder mantener un equilibrio físico y emocional, con el dormir también le damos descanso a nuestro cuerpo.

En algunos sectores, laborales o escolares hemos aplicado algunos de estos mitos, que se dan como consejos para no dormir. Debo reconocer que he aplicado muchos de éstos y bastantes son realmente peligrosos.  En mi época de estudiante era algo muy común que a finales de semestre o de trimestre, aprovecháramos esas horas de insomnio para convertirlas en horas de trabajo, pero al cabo de una semana el cansancio y las horas de no sueño pasan factura. Algunas de esas técnicas aplicadas son las siguientes:



  • Escuchar música, te mantenía distraído y te sentías menos solo mientras trabajabas, pero solo funciona si tu trabajo es más manual que de concentración y si tus  familiares y/o vecinos no se quejan por el escándalo cuando todos duermen.
  • Tomar  mucha agua es otra, quizá porque después de estar ingiriendo tantos líquidos surge la imperiosa necesidad que despierta hasta el más dormido.
  • Bañarte con agua fría  cuando se te cierran los ojos no importando la hora.
  • Comer dulces u otro tipo de alimento.
  • Tomar cantidades impactantes de café.
  • Horas  chimenea, fumando cigarro tras cigarro.
  • Tomar bebidas energéticas, lo lamentable de este asunto  es que no te indican que tan peligroso es ingerir varias de ellas en un día o en una semana, el efecto es momentáneo y te sientes activo,  pero después el efecto es lo opuesto.
  • Uso de medicamentos, que yo siempre escuché como leyenda  urbana pero nunca aplique. El más común es el de mezclar refresco de cola con aspirinas, y conozco a un amigo que  ingería un medicamento para la gripa que “Te levanta porque  te levanta”, pero la última vez que lo tomó le dio una taquicardia extraña por andar buscando un efecto anti-sueño.

Después de todas estas odiseas que más de uno pasamos para no dormir, y después que nos volvimos capaces de dormir en cualquier lado, ya fuera de pie, recargados en cualquier hueco, debajo de mesas, bancas o sobre un montón de libros, no cabe duda que después de todo ello dormir es un placer.

 



Comentarios

Comentarios

Artículos relacionados
Tema Cazamitos por: Carlos de la Torre 2017.