En una reunión familiar, no recuerdo bien que celebrábamos salió a colación el dolor de garganta de uno de mis primos y todos volteamos a ver a mi Abue, que en nuestros días de infancia era la que nos cuidaba y que en muchas de nuestras diversas enfermedades fuimos un ejemplo de la aplicación de sus remedios.

Cuando dolía la garganta,”la lavaba con un tomate”, este proceso minucioso requería conseguir un tomatito verde, quizás unos dos, pero el proceso era realmente terrorífico, el sistema era el siguiente: colocaba en su estufa un comal en donde asaba los tomates hasta que quedaran semi cocidos, posterior a ello los dividía en cuartos y procedía a llamar al enfermo, quizás los primerizos no huían pero los que ya habíamos pasado por dicho proceso, de solo pensarlo queríamos huir o fingíamos con todas las fuerzas que ya no teníamos dolor y convencerle de lo mismo.



El hecho terrorífico era necesario para el proceso de sanación por este método que consistía en abrir la boca del incauto y tomar una sección de tomate, previamente pre cocido se le ponía bicarbonato y se le trataba de aplicar en la garganta, durante este proceso (que ahora me da risa) se tenía la sensación de ahogamiento no se si por el tomate, la mano de mi Abue o posiblemente el dolor de garganta era el que también influía.

Se podía complementar con la colocación de las secciones de tomate caliente que sobraban colocándolas en el cuello a la altura de la zona de dolor.

Este remedio lo recuerdo muy bien, ya que pase varias veces por dicha tortura, pero a decir verdad había muchos otros remedios para cuando uno se enfermaba, unos mas raros que otros pero creo que nunca tan drásticos, para cuando había afecciones de la garganta, recuerdo los caldos de pollo con muchas verduras, refresco de manzana caliente (que estuviera caliente tiene razón de ser, pero ¿por que refresco de manzana?), jugo de limón caliente endulzado con miel.

La receta de lavar la garganta de tomate verde es herencia de mi bisabuela que ha pasado de generación en generación, este proceso se repetía por varios días, hasta que desapareciera el dolor de garganta, recuerdo que era muy traumático, pero de que se quitaba el dolor, eso era seguro, no se si por que el remedio fuera efectivo o se obliga al cuerpo a que se cure pronto,

¿alguien quiere probar este remedio?