Mary Celeste, el barco fantasma

La historia del Mary Celeste es la de un barco fantasma cuya tripulación zarpó de Nueva Escocia en el año 1861 y nunca más se supo de ella. El barco fue encontrado vacío en pleno Océano Atlántico sin rastro alguno de tripulación. La historia fue tan famosa en su tiempo que incluso el novelista Conan Doyle escribió un relato basado en este barco.

Se sabe que el barco zarpó de Nueva York el día 5 de noviembre de 1872 con un cargamento de alcohol de uso industrial que tenían que trasladar hasta Italia, concretamente a la ciudad de Génova. La tripulación no era muy numerosa, ya que estaba compuesta por el capitán Briggs, su mujer y su hija y seis hombres.

No se sabe el día exacto de la desaparición pero sí se sabe que justo un mes después de zarpar, el día 5 de diciembre, el barco fue avistado cerca de las Azores por un barco cuyo capitán era amigo personal del capitán Briggs. El capitán que avistó el Mary Celeste declaró que al avistar el barco, y no ver nadie en cubierta enseguida supo que algo no iba bien y mandó a varios marineros de su tripulación a ver que pasaba.

Los marineros se encontraron con el barco intacto pero sin nadie de la tripulación a bordo. En el barco sólo faltaba el bote salvavidas, el sextante, la bitácora y un cronómetro. Las ropas de los tripulantes estaban en el barco, como si hubiesen tenido que salir a toda prisa del mismo.

Hay diversas teorías sobre la desaparición de la tripulación. Una dice que es posible que los marineros se amotinaran y matasen al capitán y a su familia para huir después con el bote salvavidas. Otra que quizás todos tuvieron que huir debido a un problema de gases con el alcohol que llevaban, y los más fantasiosos dicen que quizás los atacó un monstruo marino, como un calamar gigante.

Faltando el bote salvavidas lo que sí es seguro es que huyeron y al menos la familia del capitán murió, pues nunca se supo nada más de ellos. Los marineros pudieron sobrevivir, ya que si la teoría del motín es cierta, una vez que tocasen tierra se tendrían que separar y esconder para evitar represalias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *