Viaje Astral, experiencias

Muy distinto a “la subida del muerto” son los viajes astrales, se dice que nuestra alma puede viajar mientras dormimos a otros lugares y que nuestro espíritu  esta ligado a nuestro cuerpo por un hilo plateado que solo se rompe hasta el momento de nuestra muerte.

Se cree que todas las personas pueden  hacen viajes astrales solo que no son consientes de ello y por lo mismo no pueden recordar dichas experiencias, estos viajes son a través de un espacio espiritual al que accedemos mientras dormimos y nuestro espíritu se desdoble de nuestro cuerpo y de este modo puede viajar.

Aún cuando el hilo que nos une a nuestro cuerpo nos ayudaría a no perdernos en este plano espiritual al que accedemos también se encuentran otros entes espirituales que están como en el limbo (espíritus malignos o de seres que ya han muerto), ya que  algunos de ellos queriendo aferrarse a nuestro plano trataran la manera de regresar y posiblemente  quieran de algún modo acceder a nuestro cuerpo.

El viaje astral consiente necesita de una dirección, ya que la experiencia es desconocida, el hecho de perder el control de no regresar a nuestro cuerpo puede crear pánico.

Nuestro espíritu se desprende y es posible vernos a nosotros mismos, se puede viajar  por distintos lugares incluso muy distantes, la cual es  una explicación de lo que conocemos como déjà vu que es cuando creemos que ya hemos vivido algo  antes o que se nos es familiar algún paisaje o lugar.

¿Por que se relaciona a la subida del muerto?, por que al termino del viaje astral nuestro espíritu regresa a nuestro cuerpo y en este ultimo paso se puede sentir que se regresa de golpe y la ligereza sentida durante el desdoblamiento se pierde y la pesadez se puede confundir con la rigidez y opresión que sentimos.

No estoy tan segura si fue un sueño o algo parecido a un viaje astral, recuerdo que esa ocasión pude verme flotando sobre mi propio cuerpo el cual estaba en mi cama y una parte de mi sobre mi misma a la altura del techo con una sensación de ligereza, como si  volara y en ese instante a pesar de lo relajada de la situación y de sentir un estado de felicidad pude sentir que de repente bajaba hacia mi cuerpo sintiendo la velocidad y la opresión de una forma tan abrupta, posterior a ello la rigidez , la amovilidad, quizás por que recordaba en antecedente de ello no tuve miedo y debo decir que esta experiencia me gusto mucho.

Aun cuando podía ser parte de un sueño o parte de una etapa consiente de un viaje astral, quise repetir dicha experiencia , las ocasiones que recuerdo a ver sentido opresión posterior  teniendo  la lógica de que se debía a que regresaba a mi misma quise relajarme e intentar desprenderme de mi, pero en una de estas  veces en las que tenia plena disposición de repetir lo que  para mi fue una experiencia muy grata, pude escuchar algo muy parecido a voces graves como entren quejidos o gruñidos,  así que descarte dicha idea y aun cuando quisiera volver a tener la misma experiencia el miedo a no reconocer que es lo que espera me detiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *