Los túneles de la Parroquia de San Bernardino de Siena, La puerta al inframundo

Hace ya algunos años me encontraba haciendo un análisis de edificios, en este caso eran iglesias, y dentro de este grupo se encontraba la iglesia de San Bernandino de Siena la cual se localiza en el Centro de la Delegación Xochimilco cuya construcción fue iniciada en 1535 y sigue siendo muy admirada por sus retablos, destaca por su belleza para los admiradores de estos el altar mayor el cual data del siglo XVI,  en esa ocasión se me dio permiso para acceder a algunas de las áreas y aunque pude tomar algunas fotos habían limitantes por los trabajos de restauración y por la antigüedad de algunas de sus obras.

Recuerdo bien que el sacristán  fue asignado para llevarme a una vista breve por  algunos de los espacios del edificios y llegando al altar en frente de el retablo accedimos por una de las puertecitas del retablo en la parte de atrás se podía ver una estructura de madera la cual era la que sostenía el retablo y entre este y el muro de la Iglesia se podía ver una puerta cerrada, me causo curiosidad pero ante la premura de la vista y el poco tiempo asignado, seria hasta tiempo después que descubrirá el gran misterio de esta puerta que sin lugar a dudas ha sido parte de una de las historias que envuelven a dicho templo.

Hace poco leí una historia respecto a los túneles de esta Iglesia, se decía que este sobre todo el que estaba detrás de la puerta que yo vi, comunicaba al inframundo y que algunos de las personas que accedían por ella podían ver a sus parientes difuntos ya fuere en un lugar muy bonito o bien con características terribles, otros aseguraban que llegaba al atrio de otra iglesia, lo que causaba mayor asombro era que una vez terminada la vista al regresar a este mundo al poco tiempo la muerte les sorprendía. Se dice también que parte de los bienes de la iglesia y de personas con dinero escondían las cosas de valor en estos túneles.

Este relato escrito hace años aun sigue vigente, en una platica el sacristán que me dio la vista guiada en ese entonces comento, que esa puerta estaba cerrada y que era mejor no pasar por ahí ya que era la puerta al infierno, a veces se escuchaban ruidos extraños, voces, quejidos, lamentos.

Los creyentes van al templo a la casa de Dios,  ¿Por qué será posible que  en este sitio se tenga acceso al infierno?, menos mal que evitamos la visita a este punto pues como el mismo sacristán aseguraba esto ya que ha pasado años trabajando ahí, que más queda por creer a menos que quisieran  hacer el reto de cruzar esa puerta y como comentaba este último no salir nunca más.

Comentarios

  1. Por bella

    Responder

  2. Por Patrick

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *