Los Moais de la Isla Pascua, tienen cuerpo!

los moais 1Desde mi niñez he admirado mucho las imponentes cabezas de los Moais, en la Isla de Pascua. Además de misteriosas, siempre me parecieron hasta poéticas e inspiradoras, todas viendo hacia el horizonte, como a la espera de algo o alguien.

Indagué sobre su historia, o lo poco se sabía de ellas y siempre me pareció que resultaba poco el esfuerzo por saber el origen o el sentido que estas rocas pudieron tener.

Pues bien. Alguien más también lo pensó y se dedicó a investigar más. ¿Y qué creen? Resulta que a nadie le pasó por la mente que quizás había más que cabezas. Y así es. Katherine y William Scoresby  llevan aproximadamente un año realizando estas excavaciones y sacando al descubierto los cuerpos de los Moais, que en algunos casos superan los 8 metros bajo tierra y tienen misteriosas inscripciones.

Tienen muchos adversarios, que prefieren que “Por respeto” se mantengan los Moais enterrados, pero los arqueólogos no se dan por vencidos y continúan con su investigación y sus excavaciones, con el apoyo de una entidad sin fines de lucro (www.eisp.org).

Se dice que esto ya se sabía desde el siglo pasado. Pero nadie había querido desentrañar el secreto de los Moais. Algo bien interesante, pues si se demuestra la profundidad de 8 metros en la excavación, se demuestra también que la antigüedad supera los 15.000 años, algo totalmente incompatible con lo actualmente establecido por la ciencia.

Y si no fueron cubiertos de tierra por la naturaleza sino por el hombre, ¿Por qué los enterraron? Se podría pensar esto porque sólo están así los que tienen inscripciones raras en los cuerpos. Entonces, qué dicen esas extrañas inscripciones? Y lo que se preguntan los arqueólogos y llama la atención: Por qué el empeño en no reconocer la verdadera antigüedad de los Moais?

Si los arqueólogos consiguen demostrar la antigüedad que al parecer tienen, estos se ubicarían en la última glaciación, al igual que la Atlántida, y habrían sufrido la misma catástrofe… Creo que estas excavaciones removerán mucho más de lo que se esperaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *