Los Kelpie

Los celtas tenían lo suyo en cuanto a mitos y leyendas. De este pueblo ancestral surge la historia de los kelpie, singulares caballos acuáticos simplemente fantásticos.

Se trata de seres espirituales que surgen hermosos desde los lagos. Ya casi no se habla de ellos, pero aún se les recuerda en los pueblos más antiguos de Europa. Ante los humanos toman forma de caballo o del más conocido “Hipocampo”.

Estos, se diferencian de otros seres fantásticos acuáticos, en que son malignos. En Escocia por ejemplo, se dice que al tomar forma humana se presenta empapado y con la cabellera revuelta (Bien sea hombre o mujer) e intenta ganarse la confianza de las personas que, descuidadas terminan acompañándolos al lago, donde terminan por ahogarlos.

Cuando toman forma de caballo (La más habitual) es por lo general un ejemplar totalmente negro o totalmente blanco, de dócil comportamiento. Llega la persona enamorada del hermoso caballo, lo monta, y éste galopa sin control hasta el lago donde intenta ahogar al jinete.

Hay también Kelpies de aguas saladas. Y estos se conforman con lanzar a sus víctimas al agua, y esta puede nadar hasta la orilla y salvarse, siendo todo sólo un susto. A diferencia de los kelpie de agua dulce que suelen ser más atemorizantes y peligrosos pues se cuenta pueden incluso devorar a sus jinetes.

Bengt Sjögren, un naturalista de Suecia, planteó la teoría de que la leyenda del Monstruo del Lago Ness puede provenir de los mitos más antiguos de los Kelpié, y quizás el imaginario colectivo fue transformando la figura del caballo a una más reptiliana… Es una teoría claro está… Por lo pronto, se sigue creyendo, al menos en Escocia y los pueblos más recónditos de Europa, en la existencia de estos caballos de los lagos… Y el Monstruo del Lago Ness… Ya esa es otra historia.

Comentarios

  1. Por anonimo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *