Los almas, ¿el eslabón perdido?

La historia de los seres humanos es realmente interesante, y por ello hoy les vamos a hablar de los almas, unos seres extraños que se encuentran en las zonas de Mongolia y el Cáucaso y que se parecen bastante a los trogloditas.

Sin duda, los almas podrían ser antepasados nuestros ya que como todos sabemos el ser humano actual es el resultado de un largo proceso de evolución. Según parece estos seres, aunque son difíciles de ver ya que se esconden en grutas y cuevas, pueden que sean un antepasado nuestro que no ha evolucionado como la mayoría de seres humanos.

Es así, que en Mongolia, y en las zonas del Caúcaso, hicieron un libro en el que incluían a todas las criaturas mitológicas y bastante poco frecuentes teniendo un enfoque científico que daba aún más credibilidad a lo que se relataba en él, y en ese libro, se incluían a criaturas como el yeti y los almas.

Otra de las anécdotas en los que intervienen los almas es que en una ocasión en una zona cercana a la frontera con Kazajistán, una tropa del ejército ruso andaba en busca de terroristas que creían que se escondían en unas grutas, pero de repente en cuanto se acercaron vieron como un ser humano que parecía un troglodita, les atacaba, y le dispararon inmediatamente, pero se cree que en realidad el ser que atacaba era uno de los almas.

Todavía tenemos más cosas que contarles ya que también hay una historia en la que se dice que un hombre rapta a una de estas especies y tiene relaciones con ella, teniendo más de un hijo, pero lo más curioso es que todas las criaturas que nacían de la unión de una alma y un hombre actual, morían al poco tiempo. ¿Será todo esto verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *