Los 7 Moais de la Isla de Pascua

Si algo me gusta de nuestro mundo, es que a pesar de todos los avances logrados sigue estando lleno de misterios, y esto hace que el hombre intente constantemente darle sentido a cada uno de ellos. Es el caso de las estatuas encontradas en la Isla de Pascua. Esta isla actualmente pertenece a la soberanía chilena, y es patrimonio de la humanidad, lo que significa que el mundo entero ha reconocido el valor simbólico que representa la Isla de Pascua para entender nuestros orígenes. Algunos estudiosos sostienen que la creación de esas estatuas, están relacionadas con misterios alienígenos, y no sólo eso, sino que también tiene relación con otros simbolismos que están en otras partes del mundo.

Por un lado, los Moais son el símbolo de Rapa Nui (Isla de Pascua), y por otro, la pascua es un símbolo religioso importante del cristianismo debido a su antigüedad. Esto ha producido una simbiosis espiritual entre lo arcaico y lo contemporáneo. Sin embargo, para la ciencia, no existe ninguna vinculación que demuestre empíricamente la relación divina con lo terrenal ¿Entonces cómo se podría explicar la existencia de los Moais?

Hasta el momento nadie ha podido precisar cómo lo hicieron, y peor aún, cómo movieron dichas piedras. Es similar a la pregunta que se hacen de con qué tecnología hicieron las famosas Pirámides de Egipto. Se plantearon dos hipótesis, primero, la del empleo de troncos, pero se la descartó por las características geológicas del lugar; la utilización de cuerdas para izarla también fue descartada, ya que dicho instrumento era desconocido por ellos. En el año 2000, un grupo arqueológico de los Estados Unidos descubrió datos que sugieren el empleo de máquinas complejas. Posteriormente el geólogo Charles Love, junto a un equipo de 17 estudiantes excavó secciones de tres importantes carreteras que servían para transportar las estatuas gigantes.

A pesar de estas teorías, ninguna concluyente, los isleños contemporáneos manejan sus propias hipótesis, sosteniendo que el trabajo fue hecho con magia y por la fuerza de los espíritus. En fin, sea magia, nativos con tecnología o Extraterrestres, parece faltar mucho para encontrar la explicación mientras los 7 Moais siguen ahí, de pie, fijos hacia el horizonte, siendo los únicos con la respuesta sobre su origen, retándonos a ver más allá, y con un halo de sonrisa que hasta podría parecer irónica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *