Lluvia de gatos

Este curioso incidente sucedió en Ciudad deLa Pazdel barrio de Belgrano, Buenos Aires; mientras una pareja tenía una pelea marital, los ánimos fueron subiendo de tono y todo comenzó a volar dentro de la habitación de la joven pareja, los ánimos se caldearon demasiado y el esposo aventó el gato de la familia que iba pasando pero la esposa por arte de magia se hizo a un lado y el gato salió por la ventana del cuarto piso de aquel edificio; desafortunadamente Betty Deli, una cantante amateur de ópera, caminaba por la calle y fue sorprendida por el golpe. En ese momento, Betty se desplomó y sufrió un derrame cerebral.

Inmediatamente la joven pareja se asomó para ver que había ocurrido con el felino, el cual desafortunadamente perdió la vida tras haber golpeado la cabeza de la cantante de ópera; el matrimonio llamó de inmediato a una ambulancia la cual se hizo presente en unos cuantos minutos y Betty fue trasladada de emergencia por que no respondía tras haber sufrido el brutal “gatazo”; la mujer permaneció inconciente y en coma durante cerca de un mes; cuando por fin despertó de este terrible coma profundo, y aunque la noticia no resulto todo miel sobre hojuelas, después de permanecer tanto tiempo en este estado la mujer ahora sufre de demencia. Su hija platica que desafortunadamente ahora no reconoce a nadie, y es probable que tras el incidente la mujer tuviera la muerte cerebral de un pequeño fragmento de su cerebro.

La cantante Betty iba acompañada de su hija cuando sufrió este terrible incidente y cuenta que la dueña del animalito salió despavorida de la entrada del edificio de apartamentos para ver que le había ocurrido a su gato, y desconsolada pedía auxilio; pero para el animalito el cual solo había recibido un fuerte golpe y muerto al instante, mientras la mujer permanecía tendida en la acera siendo revisada por su hija.

El matrimonio asevera que el gato fue empujado por casualidad mientras la mujer regaba las macetas que daban hacia la calle; sin embargo los vecinos contaron que este matrimonio peleaba de menos 3 veces al día y se podía escuchar claramente como se aventaban cosas y el gato ya había salido dañado en un par de ocasiones tras haber sido aventado por el esposo a su mujer.

Ahora Fátima; la hija de Betty,  pide justicia para su madre. “Ella era una mujer con proyectos, cantaba, estudiaba italiano, tenía entradas para ir a la ópera ese mismo día. Era mi amiga y desde ese día no reconoce a nadie y lucha por su vida”.Acá si podemos decir que a la pobre Betty le llovieron gatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *