Leyendas del mundo; Pontianak

Este término se refiere a una especie de vampiresa bebedora de sangre, esta se supone que vive en los árboles y en algunos cementerios del sudeste asiático, la traducción de dicho adjetivo sería algo así como “Fantasma que lleva niños” pues según la creencia asiática este espectro es el de una mujer que murió dando a luz.

Suele presentarse a sus víctimas en forma de una hermosísima mujer que se acerca coqueteando a sus víctimas, para posteriormente abalanzarse sobre ellas, en este momento la entidad conocida como Pontianak se transforma de inmediato en una vieja fea y en forma de arpía,  y dientes afilados como sables que salen de su boca.

Se dice que especialmente se alimenta de mujeres embarazadas y algunos bebés pues se dice que es un espíritu vengativo que hace esto por los celos de no poder haber visto al suyo cuando dio a luz.

Aunque los hombres no están exentos de caer en sus afilados dientes, pues se tiene la creencia que si se golpea a una mujer es de muy mal augurio, especialmente si esta mujer está casada pues en caso de que la mates ella volverá de la muerte para buscarte en forma de una pontoanak.

Sin embargo los especialistas dicen que todo esto es un mito, y que seguramente que la gente que dice haberla visto y sobrevivido no vio otra cosa que un búho grande que su cara parece un poco humana cuando estos están en picada desde la obscuridad.

Esta entidad también es conocida en Indonesia con el nombre de Kuntilanak o el Boentianak, aunque suele acortarse su nombre simplemente a “Kunti” y se trata de un vampiro o fantasma dentro de los mitos populares malayo, y es uno de los fantasmas más famosos dentro de este país, y se sabe de el por qué se caracteriza por ser realmente violento y sumamente terrorífico, y a diferencia de otros países asiáticos ellos dicen que este horrible personaje se origina de los niños que mueren al nacer o cuando una mujer pierde su embarazo, y al igual que en otros países también se alimenta de bebés y mujeres embarazadas. El nombre de  “Pontianak” fue dado de las siglas de “Perempuan Mati Beranak” en la lengua del Malaya, significando la muerte de la mujer por parto.

Así que cuando sucede este desagradable incidente de cuando un bebé no logra nacer, se tienen muchas precauciones por la comunidad malaya, y se evita que el cadáver se vuelva un Pontianak poniendo granos de cristal de modo que no puedan emitir un chillido; al igual que se ponen huevos de ave bajo las axilas de los cadáveres del infante muerto, al igual que se colocan afilados alfileres que se clavan en el ataúd del pequeño de modo que este no pueda salir del ataúd para así volar y transformarse en una entidad maligna, se dice que si escuchas un chillido de bebé tengas mucho cuidado pues se puede tratar de esta criatura paranormal.

Al igual te puedes percatar de la existencia de este ser si hueles fuertemente una esencia floral agradable de una flor oriunda del país llamada kemboja seguido de un tremendo hedor insoportable; y se dice que si se escucha el grito muy cerca no tenemos de que preocuparnos pues se encuentra lejano a nosotros y al contrario si lo escuchas muy lejos es de preocuparse pues se encuentra realmente cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *