Leyendas de carretera

Se cuentan muchas historias tenebrosas que han pasado en algunas carreteras de todo el mundo, desafortunadamente suceden accidentes todos los días y a todas horas; la historia que estoy a punto de relatarles es muy famosa y sucedió en el trayecto de una carretera federal en México.

Una pareja viajaba de noche en la carretera tras muchos años por aparte de los padres sin tener vacaciones, era el primer día de verano que los chicos tenían después de haber salido de la escuela; era mucho el entusiasmo de la familia pues casi tenían cuatro años si poder salir, así que decidieron rentar una casa de campo muy alejada de la civilización para poder reposar.

Salieron de noche por que al padre no le gustaba viajar con trafico en la carretera, así que a punto de las 9 de la noche encendieron el auto con todas las maletas arriba y se dispusieron a su destino; a eso de las once y cuarto de la noche ya apunto de llegar a la ubicación de su casa vacacional escucharon un ruido extraño como si se tratara de un cuete a un costado de la carretera, y pudieron ver una luz cegadora; inmediatamente el padre freno bruscamente el auto y se pusieron en silencio para reponer su vista tras la luz brillante.

La familia un poco espantada decidió salir a averiguar quien les había jugado la broma de lanzar el cohete y el padre decidió salir primero junto con el hijo mayor un joven de 17 años; ambos salieron dejando encendidas las luces del auto por que no se lograba ver casi nada, aunque por prevención tomaron una linterna y una raqueta por si algo les ocurría.

La madre vio como caminaban hacia el costado de la carretera y los vio regresar un poco mas tranquilos; la respuesta del padre a los demás miembros de la familia fue que no habían encontrado al bromista que de seguro había emprendido la carrera al ver que el auto frenaba.

El padre aprovechó para ir a un árbol e incito a sus otros dos hijos lo acompañaran para poder descansar tras un viaje largo y así poder deshacerse de esa botella de agua que habían bebido en el camino; de nuevo con la linterna en la mano y dejando a la mujer en el auto fueron hacia el costado de la carretera y se perdieron detrás de un árbol muy grande; la mujer un poco con miedo cerro los seguros del auto y los esperó paciente.

El hijo más pequeño les hizo notar a su padre y a su hermano mayor que un gran árbol estaba caído justo a la orilla del camino y se encontraba junto a la imagen de lo que era una virgen, así que se apresuraron, tomaron el auto y tras quince minutos más llegaron a su destino.

El hombre que los recibió era pequeño y gordo y un poco calvo y barbado, les preguntó si habían tenido algún contratiempo a lo que se dispusieron a contar lo que les había sucedido; el hombre palideció y les pidió un favor muy especial que lo dejaran pasar la noche en la casa, a lo cual la familia muy extrañada accedió pues su aspecto radicalmente había cambiado de un moreno a un casi transparente.

En la cena el hombre les platico que hacía unos años justo a quince minutos de ahí un auto había tenido un accidente tras perder los frenos y estrellarse en un árbol, el camión que transportaba material toxico explotó y perdió la vida el conductor; se decía por la gente cercana a la comunidad que todos los días se recreaba aquel accidente y se lograba escuchar una fuerte explosión y se veía una luz justo como la que habían visto; pero justo la persona que pasaba después de haber visto esto, perdía la vida en un accidente horrible pero del otro lado del camino; justo por eso el hombre no quería ser el siguiente en la lista.

La familia no le dio importancia a esto y paso sus vacaciones amenas y agradables, aquel hombre el dueño de la cabaña los visitó durante un par de ocasiones y lo invitaban a comer frecuentemente en las 2 semanas de su estadía; el último día de su estadía vieron llegar al hombre realmente consternado y espantado y les suplico que se quedaran una noche más y se fueran de mañana pues acababa de ver justo lo que la familia le había descrito unos días antes un fuerte sonido tras una luz cegadora; el padre de familia al cual no le gustaba viajar por el día y muy poco crédulo de las historias y mitos, le dijo que no pasaba nada así que el hombre casi llorando les suplicó que no se fueran, a lo que el señor dio su rotunda negación y subió al auto con toda la familia.

A las cuarto para las once de la noche la familia sufrió un trágico accidente en donde solo el hijo mas grande pudo sobrevivir, la historia cuenta que vieron de frente una pipa y perdieron el control del auto, lo que hizo que el auto saliera en sentido contrario donde unas noches habían bajado a explorar. Tras ver su auto volcado el joven dice haber visto miles de cruces justo al otro lado del camino, de las que nunca se percataron aquella noche y son los accidentes que se han tenido en aquel pedazo de carretera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *