Las Pirámides de Egipto. Parte 2

Las Pirámides de Egipto. Parte 2Otra de las preguntas que se hacen los estudiosos de Egipto es que si la pirámide era erigida para su faraón para que esta la empleara en su muerte ¿Dónde se encuentran los muertos?, esta pregunta se da gracias a que jamás se ha encontrado ningún difunto en el interior de una pirámide y la solución más viable dada es que estos no se encuentran gracias a los ladrones de tumbas que no solo robaron las joyas y las riquezas con las que fueron enterrados sino que también sacaron el cadáver para venderlo al mejor postor.

Y a pesar de que esta teoría no deja de tener una gran lógica pues muchos han sido los saqueadores que pudieron rondar en estas pirámides antes de ser encontradas esta teoría tiene un pero muy grande.

Se han encontrado pirámides no tocadas por las manos de saqueadores, se han encontrado intactas y sin señal de saqueo alguno, como en el caso de la tumba de Tutankhamón dentro de la zona conocida como el valle de los reyes y se han presentado algunas otras pirámides sin rastro de violabilidad por parte de ladrones.

En base a estas dudas que se tienen por parte de algunos personajes la gran pirámide no se trata de otra cosa que un gigantesco generador energético como una especie de central nuclear.

Se ha hablado de Sekhemjet que fue uno de los últimos faraones de la tercera dinastía quien se dice que hizo construir su pirámide en la necrópolis de Sakkara por el año 2600 antes de Cristo, aunque se desconoce si esta fue finalizada por completo o si en realidad ésta fue empleada por sus sucesores sirviendo sus bloques para realizar una nueva construcción. Así que la cámara funeraria subterránea quedó en el olvido durante años hasta que; en el año de 1951 un arqueólogo de nombre Zakaria Goneim descubrió entre la pirámide una puerta de entrada, esta para acceder a la cámara funeraria. Así que esto llevó a su grupo de trabajo a una ardua labor de tres años de limpiar escombros dentro del corredor de bajada, esto nos hace pensar la dificultad que los ladrones hubieran encontrado para poder ingresar a una simple pirámide.

Así que para el año de 1954 muchos fueron los que se dieron cita el 8 de marzo para poder ver cómo era un cadáver de un faraón egipcio dentro de una pirámide no violada por el hombre actual, así que esta se trataba de la prueba definitiva con la cual callar a todos aquellos personajes que no creían las teorías de la egiptología actual.

Así que hasta el mismo ministro de cultura de aquel país fue el que dio el último mazazo sobre la última pared para poder ingresar dentro de la pirámide y entrar a la cámara funeraria en donde se encontró un gloriosos sarcófago de alabastro el cual se encontraba rodeado de joyas y muchas cosas más dentro del ajuar funerario y curiosamente un ramo de flores sobre el féretro las cuales se encontraban marchitas de mucho tiempo.

Así que el sarcófago de una sola pieza de un grosor sorprendente con una puerta en forma de corrediza fue la que retrasó la apertura del mismo, hasta el 26 de julio; así que para este entonces mucha gente ya tenía sus miradas en aquel descubrimiento, tanto de medios de comunicación y gente de la opinión pública.

Así que en aquel día aquel sarcófago fue abierto y el mismo Goneim asomó su cabeza dentro de aquel sarcófago y con tristeza salió diciendo que dentro no se encontraba ni nada ni nadie, y posteriormente se pensó que después de tantos años quizá el cuerpo se había vuelto polvo, sin embargo tras un análisis metódico de todo esto por parte de especialistas forenses se determinó que dentro nunca existió un difunto.

Así que todo esto volvió a la mente de muchos, ¿para qué demonios eran empleadas las pirámides de Egipto?; lo que se dijo es que las pirámides tan solo eran para el descanso de las almas de los faraones y sus cuerpos eran depositados en otro lugar, lo cual no tiene mucho sentido. Así que esto aun sigue atormentándonos y no se sabe el correcto uso de aquellas construcciones y abre la oportunidad a múltiples teorías.

Comentarios

  1. Por fskjdffsk

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *