La Zona del Silencio

México siempre nos trae algo interesante. En este caso, algo de misterio, donde científicos y místicos aún indagan, buscando explicaciones satisfactorias…

Se trata de la Zona del Silencio. Ubicada entre Durango, Chihuahua, y Coahuila, más específicamente entre el paralelo 26 y 28, en un lugar llamado “Vértice de Trino”, la Zona lleva este nombre debido a que en ella las ondas de radio no pueden ser transmitidas de manera normal, lo cual sucede realmente sólo en algunas pequeñas áreas debido a los campos magnéticos que allí existen.

Actualmente es una zona protegida más por su riqueza ecológica que por su misterio, pero se cree que también esto tiene que ver, y es que hay quienes aseguran que en la Zona del Silencio hay una especie de “Puerta” o “Paso dimensional” que no sólo atrae objetos de gran tamaño hasta hacerlos precipitar, sino que puede incluso desaparecer personas y cosas tal como si se tratase del triangulo de las bermudas en sus tiempos de actividad.

Aunque hay allí nativos que narran sus historias desde hace mucho tiempo, es realmente desde la década de los 70 que se le ha dado esta fama de “Misteriosa” a la Zona del Silencio. Fue entonces cuando se precipitó ahí un cohete de la NASA llamado “Athenas”, específicamente en la región Duranguense de la Zona, y fue realmente difícil conseguir los restos pues los radares no daban señal alguna. Luego de una larga búsqueda, los restos del cohete fueron hallados y trasladados. Lo curioso es que también fue trasladada una buena cantidad de arena de la zona, todo esto bajo una muy estricta seguridad…

Quizás para estudiar las extrañas cualidades magnéticas de la Zona. Pero nunca se habló al respecto. Sin embargo a raíz de este hecho la Zona del Silencio es hoy en día “El nuevo Triángulo de las Bermudas” y otros aspectos aumentan el interés, pues las zonas misteriosas y estratégicas como el Triángulo de las Bermudas, las Pirámides Egipcias, las Ciudades Sagradas del Tibet, y Cabo Cañaveral, se localizan exactamente entre los paralelos 26 y 28, y se dice que justo al otro lado del mundo, en contraposición a la Zona del Silencio en el Tíbet, existe una zona con las mismas características.

En fin, uno más de los misterios de México…

Comentarios

  1. Por naxio

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *