La viuda de negro

La viuda de negro es un personaje macabro que forma parte de la mitología de Chile, igualmente existen otras variantes similares en distintos países latinoamericanos, como puede serlo “La llorona” en México.
Se la suele describir como un ser dotado de extrema fuerza y poder que se lanza sobre todos aquellos que pasan sus noches sumidos en una profunda soledad.
La historia cuenta que una mujer, al morir su marido, quien era su verdadero y único amor, enfermó de bronca y dolor, por lo que decidió vaciar su odio contenido contra todo hombre que se le cruzara en el camino, arrebatándoles la vida. Es por esto que antes de fallecer, tomó la decisión de llevar a cabo un pacto con el demonio, quien al acceder al trato, la convirtió en un fantasma diabólico. De este modo encontró el medio ideal para proseguir con una venganza absurda a lo largo del tiempo.

Ataca principalmente a los jinetes cuando desaparece el sol. Monta sus caballos y los dirige a toda velocidad hacia un acantilado, para dejarlos caer libremente al vacío. Esta actitud se extiende para todos individuos pertenecientes al género masculino que conduzcan sus automóviles habiendo bebido alcohol.
Sin embargo, cuando la viuda recuerda lo que es el afecto de un hombre, deambula por los pueblos en busca de alguien que cumpla con sus expectativas. Al día siguiente, la persona escogida amanecerá en un estado similar a la ebriedad, con sus ropas hechas harapos y partes de su cuerpo rasguñadas, pero al menos vivirá para poder contarles a sus conocidos la fantasmagórica experiencia por la que seguramente nadie querrá atravesar.
Tan conocido es este relato que en el centro y sur del país los supersticiosos evitan al máximo tener que circular en la oscuridad, pues el miedo y la creencia se hallan tan arraigados que se vuelven sumamente cautelosos con los rumbos que toman en las carreteras.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *