La vampiresa “Patasola”

Patasola es el nombre con el que se conoce a una mujer de orígenes mitológicos habitante de las selvas de América del Sur. Sus apariciones surgen sólo delante de los hombres cuyos pensamientos se encuentran dirigidos hacia el deseo que sienten por las mujeres.
Quienes la han visto la describen como una preciosa mujer en el intento de encontrar alguien que se convierta en su compañero de vida, o sea en su pareja. Con sus encantos increíblemente sensuales se sienten irremediablemente atraídos hacia ella, sin saber lo que les espera.
A pesar de su belleza, sólo tiene una pierna, que en realidad ni siquiera es una extremidad humana, sino que se trata de una garra de oso o de cualquier otro animal. No sólo es una pata lo que le falta, sino que también posee únicamente un pecho y los brazos muy desproporcionados, es decir demasiado largos en comparación con el resto de su cuerpo.

Sin embargo, a pesar de que muchos hombres la han encontrado hermosa, su aspecto es verdaderamente temible para muchos otros que todavía viven para contarlo, puesto que su pelo se encuentra enredado de tal forma que parece la melena de una bestia, sus ojos lucen como los de una fiera peligrosa y de su boca sobresalen dos grandes colmillos carnívoros.
En realidad no es una persona, sino que se trata de una vampiresa hambrienta, en busca de carne y sangre para satisfacer su apetito, por lo que devora a sus víctimas.
Se le ha otorgado también, en sitios como Colombia o Venezuela, la capacidad de extender el manto de su protección a los animales de la reserva natural, siendo completamente incapaz de disculpar a todos aquellos que se atreven a destruir la naturaleza del lugar, pues ama el ambiente que la rodea y no comprende por qué quieren destruirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *