La Santa Compaña

En Galicia, tierra de leyendas, existe la creencia de una manifestación sobrenatural bastante peculiar llamada la Santa Compaña, que es una procesión de almas en pena que recorren los caminos de los poblados.

La versión más común menciona una procesión de almas en pena con túnicas negras o blancas con capucha, vagando sin rumbo aparente por las noches, en especial el día 24 de Junio en la noche de San Juan.

La Santa Compaña invariablemente va encabezada por un vivo que en su andar, va cargando un caldero de agua bendita, una cruz de hierro y un candil, seguido de las almas en pena portando velas encendidas. La mayoría de las personas no pueden ver los espíritus de la Santa Compaña, pero pueden percibir el olor a cera que despiden las velas de los espectros.

Si algún espectro en su andar ofrece una vela no se deberá tomar, puesto que significaría la sumisión a la muerte y obligaría al espíritu a integrarse a la eterna caminata.

Se ha mencionado que los niños por su mente abierta son capaces de observarla claramente, así como las personas que han sido untadas con los santos óleos en alguna vez.

Según la tradición, se deberá evitar a toda costa la Santa Compaña si se llega a detectar, la maldición de encabezarla sería automáticamente traspasada, obligándole a encabezar la procesión hasta el día de su muerte. Afortunadamente existen formas de evitar verse incluido en su andar como trazar un círculo en el suelo y entrar en él, acostarse boca abajo (incluso si la Santa Compaña pasa por encima) o arrodillarse y rezar, evitando en todos los momentos observar a la Santa Compaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *