La Radiónica

En una oportunidad escribí sobre la mal llamada “Lectura del péndulo” basada en la práctica de la radiestesia y la radiónica. Nada de esto es ocultista ni mucho menos, en realidad la Radiónica es ciencia y arte definida como la interacción mente/materia que transforma o transmuta cualquier cosa, incluso a distancia.

Lo que más me interesa resaltar, es que  tiene como base primordial la energía del Radionicista, el cual desempeña un papel vital en el proceso ya que es él quien acciona y amplifica el aparato radiónico propiamente dicho.

Es decir, el aparato radiónico que se esté utilizando, por sofisticado que parezca, no es nada y no funciona sin la energía del practicante.

Para explicarlo como me lo explicaron a mí hace unos años: El aparato es sólo una antena, que conduce nuestra energía para hacer notorias las respuestas que solicitemos, incluso trabajando a distancia. De allí que muchos le llamen “Teleterapia”.

La radiestesia, por su parte, es la parte de la radiónica que detecta a distancia y a través de un instrumento, las radiaciones emitidas por cualquier cuerpo o forma de energía.

Algo que me parece fenomenal, es que esta práctica se esté desarrollando de manera formal en el área médica, aún cuando los médicos suelen ser escépticos con las alternativas que salen de lo convencional.

En este caso, la radiónica aplicada a la medicina resulta muy barata, es más, casi gratuita, pues lo que se gasta es la energía, aparte del medio para su transmisión.

Hay los médicos que utilizan la radiónica y los aparatos radiónicos para aplicar sanación, incluso con terapias a distancia. Pero también están los que la usan para preparar los remedios o medicamentos radiónicos utilizando aparatos potencializadores.

Comentarios

  1. Responder

  2. Por Dani

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *