La mano del muerto

Quizá hemos escuchado esta frase en alguna ocasión, les platicare que yo hace poco jugando cartas con unos amigos fue instruido de esta leyenda la cual a pesar de ser muy corta, me gustaría compartirla con ustedes y se asombren como lo hice yo.

Esta viene precisamente del lejano oeste, en aquella época que nos narran las películas hollywoodenses, en donde el vaquero vivía y moría según su ingenio, su forma de usar la pistola y en repetidas ocasiones su forma de jugar a las cartas, se dice que Wild Bill Hickok un vaquero muy famoso fue asesinado a sangre fría por otro vaquero a la hora de jugar a las cartas, específicamente al póker, así que a la hora del disparo las cartas de este individuo se esparcieron en la mesa boca arriba mostrando una mano de dos ochos y dos ases, sin embargo y a pesar de todo no se sabe si con esta mano hubiera ganado la partida pero desde ese suceso a esta mano se le conoce como “la mano del muerto” y es realmente mal presagio cuando a un jugador le sale esta mano justamente.

La noche de la muerte de Wild Bill se dice que entró a un salón ubicado en Dakota del Norte en Estados Unidos, así que él quería unirse a un juego de póker realizado en el mismo salón, este se trataba de un juego de apuestas bajas que se jugaba en una mesa próxima a la barra de aquella cantina del viejo oeste, así que a su llegada y al ver el juego, intentó encontrar un lugar en la mesa para que este tuviera una panorámica de las puertas de enfrente y traseras de aquel salón, y dando la espalda a la pared, sin embargo en esta ocasión no había ningún lugar con la descripción señalada, así que el único asiento que aun se encontraba disponible tan solo le daba la vista hacia la puerta principal, por lo que su espalda quedaba a tiro seguro y estando en un pésimo lugar, Wild Bill desistió a sus principios de encontrar un lugar seguro y con tal de participar en el juego tomó el lugar anteriormente señalado, para que así fuera asesinado de un tiro rastrero por la nuca a cargo de un personaje llamado Jack McCall el cual era el hermano de una de las víctimas de este cuatrero.

En la actualidad y después de este día si a uno le toca esta mano por alguna razón a través del juego, se recomienda que se levante con las pocas o muchas ganancias que se han generado y lo más rápido posible se salga del juego, pues irremediablemente esta mano es muy mal augurio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *