La maldición de los gatos

Hay que recordar que los gatos tuvieron un papel muy importante en la cultura egipcia, y que llegaron incluso ser considerados como semidioses.

La maldición de los gatos está ligada a la batalla de Pelusio en el año de 525 a. C., donde combatieron los persas y los egipcios, ya que ambos deseaban expandir sus territorios.

Los persas conociendo a fondo la adoración de los egipcios hacia los gatos, capturaron todos los que pudieron y los usaron como escudos para prevenir un ataque por parte de los egipcios, la superstición de los egipcios nos obligó a retirarse del campo de batalla temiendo la maldición de la deidad felina Mafdet.

Fue así como el faraón Psamético III fue derrotado sin siquiera haber atacado a los gatos, si existió alguna maldición, fue la que cayó sobre los mismos egipcios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *