La leyenda del Silbón

Latinoamérica también posee sus propias leyendas repletas de hechos sobrenaturales y personajes paranormales que desaparecen en medio de la noche sin dejar rastro alguno, llenando de terror cada rincón de su hábitat. Tal es el caso de “El Silbón”, muy conocido en los países de Venezuela y Colombia como un alma vagabunda, que se encuentra penando por esos territorios desde el sigo XIX, aproximadamente.
El espíritu, según relata la historia, pertenece a una persona que hace años atrás cometió un crimen parricida y es por dicho delito que fue castigado severamente por su abuelo cuando éste descubrió lo que había hecho, aplicándole también una serie de repetidas torturas añadiendo picante en las heridas que le había abierto a latigazos, para luego ser destinado a deambular eternamente de un lado a otro, sosteniendo en sus manos un costal que dentro contiene los restos de sus padres.

Mientras lleva a cabo sus recorridos sin importar cuál sea la hora del día, llevando puesto un atuendo de llanero, produce un silbido similar a la escala de notas musicales.
Quienes han tenido la oportunidad de ser testigos, afirman que si el sonido del fantasma, además de ser un anuncio de muerte inmediata, se oye cerca, significa que no hay peligro alguno, puesto que, desafiando las leyes naturales, el Silbón se encuentra lejos y viceversa.
Aunque existen dos versiones ligeramente diferentes que aportan información sobre la existencia y la vida de “El silbón”, ambos cuentos tienen en común el desprecio que el joven homicida sentía hacia los hombres que maltrataban a sus mujeres, siendo hoy en día, según los rumores que pueden escucharse en los pueblos, esta clase de personas con quienes más se ensaña.
Este es sin duda alguna, uno de esos protagonistas de las historias de terror que los amigos se cuentan en los fogones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *