La leyenda del Holandés Errante

El famoso holandés errante es un navío fantasma que en una de sus travesías se ha perdido en altamar, sin poder encontrar la ruta correcta para regresar al puerto, por lo que en la actualidad, según cuentan los viajeros, se encuentra vagando por los mares.

El barco siempre es visto desde posiciones lejanas, pudiendo observarse sus luces entre las tinieblas.

Se dice que si otra embarcación intenta establecer comunicación, los tripulantes fallecidos intentarán otorgar mensajes, pero los destinatarios de los mismos ya han muerto.

El nacimiento de esta leyenda tiene diferentes versiones, pero la primera indica que un capitán ambicioso había llevado a cabo un pacto con el demonio, quien a cambio de su alma le ofrecía poder atravesar los océanos sin importar las tempestades. Sin embargo, cuando Dios supo de este maligno trato, destinó al navegante a extraviarse eternamente entre las aguas.

Aún así, las palabras que definen la cuestión, “holandés errante”, son utilizadas tanto para referirse al barco como a su capitán. Este último recibe distintos nombres en varias obras literarias, como por ejemplo, Bernard Fokke y Ramhout van Dam, entre otros.

Una historia particular asegura que la tripulación a bordo contrajo una enfermedad epidémica, por lo que no les fue permitido pisar tierra en ningún sitio entre los años 1641 y 1680, supuestamente.

En las costumbres populares este episodio fantasmagórico tuvo numerosas creaciones dedicadas, pues varias obras de teatro y óperas recuerdan el suceso. También en la literatura ha logrado ganarse un espacio, ya que cientos de escritores de gran prestigio han escrito una cantidad impresionante de novelas que redactan lo acontecido.

Además, en el plano musical también ha hecho repercusión, ya que son bastantes las canciones compuestas que celebran el hecho y en el cine se han filmado muchas películas que toman este mito como eje principal de la trama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *