Las 3 AM, la hora del Diablo

“Las 3 de la mañana, la hora maldita para muchos”. En muchas de las religiones de todo el mundo, se asocia a la luz con el bien, mientras que a la obscuridad se le relaciona con lo negativo y lo maligno; así que estas dos siempre permanecen en constante batalla y que la obscuridad siempre intenta estar en constante pugna en el mundo y la obscuridad pretende dominar a la luz y es por esto que siempre existe un balance entre las dos, esto para buscar un equilibrio el cual siempre pretende estar roto por la obscuridad.

Quizá sea por esto que la noche sea el momento en que los eventos más extraños ocurren; en cuanto a lo relacionado con la religión católica, afirman que la obscuridad tiene una hora del día en que cobra mayor fuerza y cuando la maldad se hace presente en la tierra, a esta hora se le conoce como “La hora del diablo”

Esta hora es a las 3 de la madrugada y esto no se debe a una mera coincidencia ni por que a alguien se le ocurrió, este es el momento del día en que se está más lejano a las tres de la tarde  y además es el instante en que Cristo después de ser crucificado y haber perdonado a la humanidad de sus pecados, fue muerto en la cruz y su alma se elevaba junto a su padre, para posteriormente regresar, se indica incluso que fue uno de los pequeños momentos en que dios se enfoco en su hijo regresando al cielo y descuido por algunos momentos a los hombres.

Esto es que como el demonio siempre busca la oportunidad de oponerse a dios hace todo lo que está en sus manos para burlar sus símbolos pero también busca imitarlos para intentar demostrar que son iguales.

Así que precisamente a las tres de la madrugada es cuando la maldad tiene más fuerza y es por esto que los adoradores de Satanás y los que practican la brujería negra, hacen un sinnúmero de rituales e invocaciones a esta hora del día, al igual que pactos satánicos y algunas otras cosas relacionadas con el maligno.

Se suele invocar al mismo demonio para hacer pactos de alma o algún pedido, estas son realizadas por religiones que así como la católica basa su poder en la luz estas religiones basan su poder en la obscuridad y su figura máxima es nada menos que El demonio.

Todo esto de la oposición lo vemos revelado en el número tres el cual es uno de los principales números místicos, pues en el caso del catolicismo el tres se encuentra presente en uno de los símbolos máximos como lo es la invocación divina pues se hace referencia a la santísima trinidad; esto es “al padre, al hijo y al espíritu santo”.

Es también que se dice que Satanás busca que se le invoque y se le llame tres veces; y esto se puede ver en la obra más famosa que hace referencia a este personaje, esto es en la obra literaria de Goethe en donde Fausto invitó a Mefistófeles a pasar a su casa y este le respondía; “debes pedírmelo tres veces”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *